Ficha

País

Australia, UK, Francia

Año

2003

Título original

Ned Kelly

Duración

110min

Dirección

Gregor Jordan

Guión

John M. McDonagh

Reparto

Heath Ledger, Orlando Bloom, Geoffrey Rush, Naomi Watts

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Ned Kelly
Autor: malabesta
Fecha: 14/11/2004.
Póster Ned Kelly

Ned Kelly

Digerido por malabesta

Los que vayan a ver esta película sin conocer la historia se sorprenderan sin duda porque a pesar de que en ella aparece Orlando Bloom, no lo hace blandiendo ningún arco; como mucho mete unos cuantos tiros. Otra de las grandes sorpresas que presenta es que no es un remake. A pesar de haber una versión de la vida del bandolero hecha en los setenta, protagonizada por, atención, Mick Jagger, que parece que no ha podido hacerse con todas las copias para hacerlas desaparecer.

Cuenta "Ned Kelly" la historia del bandido australiano del mismo nombre, famoso en su tierra por ser una especie de Braveheart pero armado de revólver. Los malos son los de siempre: los malvados ingleses imperialistas. Ned Kelly vive tranquilamente en su tierra cuando más o menos sin comerlo ni beberlo es acusado de numerosos crímenes que no ha cometido. Sin querer (más o menos) mata a unos cuantos policías de la administración británica y se convierte en un fuera de la ley. Decide entonces luchar contra la pérdia Albión, de manera que el pueblo enfervorecido ve en él a un héroe. Bueno, por eso y porque va por ahí quemando las hipótecas que detallan sus deudas con los bancos (que no se sabe muy bien si son ingleses) que tiene a bien atracar de paso que está en lo del heroismo nacionalista.

No sé hasta que punto la historia se ciñe a la realidad; mi conocimiento del folklore australiano es casi tan escaso como mi conocimiento de su acento, pero parte de las hazañas que en la película se narran parecen ser ciertas, pues entre otras se conservan las armaduras metálicas que se pueden ver en la película. Pero los problemas del guión no pasan por su falta de realidad, sino más bien porque parece que el metraje original ha sido mutilado de manera salvaje; los personajes son presentados de manera deslabazada, la historia avanza a golpes: uno nunca sabe qué se va a encontrar después de un fundido a negro... y para rematar la faena, el final llega a destiempo y está mal encajado. A pesar de ser el que todos nos esperamos, está muy mal presentado, y resulta poco creible.

Heath Ledger da vida a Ned, de manera correcta; dicen los entendidos que su acento irlandés (pues su padre en la ficción era uno de los numerosos inmigrantes-delincuentes "destinados" a Australia) no es del todo convincente, muy al contrario que el de Orlando Bloom, que se adecúa muy bien a su personaje de bandolero guapo. A esto ayuda al hecho de que sea el suyo el más plano de todos ellos. No se sabe muy bien de dónde ha salido, cúal es su motivo para cabalgar con Ned y por qué alguien no tiene un poco de piedad cristiana y le regala una maquinilla de afeitar. Aparece fugazmente también Naomi Watts: se supone que debe ser ella la responsable de la subtrama romántica de la película, pero no convence demasiado. Ni la historia, que une a dos actores con química negativa, ni su interpretación, bastante ausente.

El antagonista cae sobre los hombros de Geoffrey Rush: allá para el que le guste. El caso es que su personaje aparece tarde y mal. Si le unimos que está tan mal definido como los otros y que encima no llega a configurarse como un rival real, pues todos sus intentos de hacerle la vida imposible al protagonista parecen afectarle a éste más bien poco, deja toda la película descabezada, sin que el "bueno" de Ned tenga un enemigo real, tangible y puñetero al que enfrentarse.

Resumiendo, una película que podría haber aprovechado mejor la historia de la que parte, pero que no pasa de mediocre. Recomendada para barbudos en general. Puntuacion