Ficha

País

Corea del Sur

Año

2003

Título original

Janghwa, Hongryeon

Duración

115min

Dirección

Ji-woon Kim

Guión

Ji-woon Kim

Reparto

Kap-su Kim, Jung-ah Yum, Su-jeong Lim, Geun-yeong Mun

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Dos hermanas
Autor: malabesta
Fecha: 18/11/2004.
Póster Dos hermanas

Dos hermanas

Digerido por malabesta

Poco a poco el cine coreano (Corea del Sur, se entiende) empieza a ser un visitante habitual de nuestras carteleras. Fruto de esta frecuencia de aparición hemos podido disfrutar de películas altamente recomendables como "Bichunmoo", drama shakespeariano con volteretas, producciones rompedoras que agradan al público más bufandero como "La isla" o "Primavera, verano, otoño... primavera" y cine comercial clásico como "Shiri". Filón no menos importante es el del terror que, de la mano de las producciones (no coreanas) de Hideo Nakata, es sin duda el fenómeno de la temporada. En este grupo se podría encuadrar a "Dos hermanas".

Narra la película la vida de dos hermanas que, tras una estancia en un hospital, vuelven a su casa, en la que habitan su padre y su madrastra. La situación familiar es tensa, y fruto de esta tensión se suceden estallidos de violencia más o menos física por parte de la madre y las hijas. Pero también existen otro tipo de episodios en los que parece haber una fuerza sobrenatural que ocupa la casa y encrespa aún más las relaciones familiares. La historia es de esas con "sorpresa" (poco sorprende ya al público más curtido), así que no entraré en detalles. Baste decir que el guión, como la familia, está desestructurado. Se superponen numerosas líneas temporales, realidad y sueño, recuerdos e invenciones... además, la película está basada en un cuento popular coreano (del que toma el título en la versión original) y para el lego que no pasa del rollito de primavera, supongo que dificulta la comprensión. Para terminar de rizar lo inrizable, el giro argumental es poco menos que churrigueresco, casi digno de Ed Wood. Y la serie de epílogos que llenan los últimos minutos de metraje para atar los cabos de la historia que han quedado sueltos, no aclaran demasiado, llegando incluso a introducir nuevas incógnitas.

A pesar de que la historia es prácticamente incomprensible (cosa que encantará a muchos, que la aclamarán como un hallazgo narrativo) la dirección es talentosa, y consigue crear situaciones de gran tensión, no sólo de la mano del terror clásico, con muertos y sustos, sino también ciertos momentos de tensión emocional, asociados con las relaciones madre-hijas. Cabe destacar también el trabajo de los actores; a pesar de que a veces los orientales tienen una manera de interpretar excesivamente melodramática y que puede chocar con el público de Occidente, en este caso todos los actores acometen su labor de una forma naturalista, dándole un punto de realismo a la película. Destacan especialmente Yum Jung-ha (la madrastra) y Lim Su-jeong (la hermana mayor).

En fin, poco recomendable película de terror psicológico, indicada únicamente para Jiménez del Oso; esperemos que él la entienda (y lo publique en Más Allá).


Puntuacion