Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

The phantom of the opera

Duración

143min

Dirección

Joel Schumacher

Guión

Andrew Lloyd Webber, Joel Schumacher

Reparto

Gerald Butler, Emmy Rossum, Patrick Wilson, Miranda Richardson, Minnie Driver

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El fantasma de la ópera
Autor: bronte
Fecha: 16/12/2004.
Póster El fantasma de la ópera

El fantasma de la ópera

Digerido por bronte

Poca gente habría en el mundo tan expectante con esta adaptación como yo. Bueno, no sé si poca gente, pero desde luego yo estaba muy expectante. Se puede decir que este musical forma parte de mi biografía. Lo vi por primera vez siendo muy pequeña en Londres, y reconozco que aunque de la letra no me enteré mucho, su espíritu me impactó. De ahí a machacar el cd con el casting original durante las largas tardes de invierno sólo un paso. Digo yo que debe de ser bastante extraordinario que alguien te regale una partitura como la de "El fantasma de la ópera". Dichosa Sarah Brightman que de tal presente gozó, y bendito Lloyd Webber que fue capaz de crearlo.

He de decir que la obra original de Gaston Leroux, ese clásico decimonónico, me gusta. No es sólo su barroquismo, sus pasiones intensas, y esa serie de ingredientes que se le suponen a una obra romántica. Sobre todo si me gusta, es porque creo que constituye una brillante metáfora de una realidad cotidiana que todas y todos hemos vivido. No importa cuán pendiente y absorto esté un hombre sensible volcado en una mujer; ella siempre preferirá al guapo con un punto de simpleza. Pero es que el fondo tiene su lógica. Llega a ser tormentoso estar con un hombre atormentado. Y al final lo único que una quiere es un chico sano que no vaya a salir por peteneras a la primera de cambio.

Ese es el fondo el meollo de la cuestión. Meollo que fue rigurosamente respetado en el musical londinense. Pero la versión cinematográfica añade un plus. Y es que en todas estas historias uno no llega a entender como la chica se va con el guaperas, en vez de con el devoto hombre destrozado. En este caso, Patrick Wilson consigue crear un Raul tan adorable, que una lo entiende perfectamente. Yo ya le había echado el ojo en "El álamo" y veo que no me había equivocado. Y no digo que Gerard Butler, el fantasma, esté mal. En absoluto. Está fenomenal, y puedo decir sin lugar a dudas que es uno de los actores más atractivos que recorren el panorama internacional. Aparte de un gran actor. Ya lo dije yo cuando le vi en "Drácula 2000", mientras las hordas infames se reían de mis pronósticos. Cuando pienso que este papel casi lo interpreta Antonio Banderas, me dan ganas de echarme un rosario. Para que vean hasta dónde llega el susto.

Creo que esta es una adaptación acertadísima del musical. Porque esto no es una adaptación, o transposición, de la novela, sino del musical, detalle que mucha gente, a buen seguro no entenderá. Y por ello mismo, conserva el tono y el ambiente del musical. Y no sólo eso; también conserva la partitura prácticamente íntegra (si la memoria no me engaña), y prácticamente todos los efectos utilizados en el escenario se repiten en la pantalla. Y además de eso, se cuenta con el plus de que momentos muy emocionales en el teatro, multiplicada su emocionalidad por la hermosísima música, se ven potenciados al máximo gracias al uso de los diferentes planos y de la magia del cine. El diseño de producción es exquisito, y el planteamiento de las secuencias siempre busca la magnificación absoluta de los sentimientos. El casting me parece también acertado, y hasta Emmy Rossum aunque peque de tener la boca abierta continuamente, está bien.

El momento de la lucha en el cementerio, o el clímax final en la guarida del fantasma, creo que son brillantes, y redimen en cierta manera el final un tanto moroso del musical. Considero que aunque la realización de la película corresponde al cien por cien a su director, sí que hay un intento de recrear las grandes historias románticas, con su tono amplificado y grandilocuente, que también será uno de los puntos más criticados del filme. Por otro lado, creo que otra de sus bazas, que también será muy criticada, no me cabe duda, es la actuación de grandes divos que mantienen casi todos los personajes, en especial Gerard Butler, que recrea un fantasma recién salido del escenario, y cuya interpretación no podría ser de otra manera si es que realmente se quiere rendir tributo al espectáculo original. Por algo detrás de todo esto ha estado Lloyd Webber, que no creo yo que estuviera muy dispuesto a permitir que convirtieran su obra en un engendro de arte y ensayo naturalista. Como punto negativo el doblaje español que es infame, sobre todo en los personajes de Christine y Raul, y muy especialmente en este último, que espachurra las eses como recién salido de "Al salir de clase".

Sin embargo, y con todo, recomendaría que se viera el musical antes de ver la película, porque hay algunas cosas que sólo se pueden vivir en un teatro. No obstante, la película está recomendada para todo el mundo. Sobre todo para aquellos que ya han visto el musical, y para aquellos que están seguros de que jamás en la vida podrán verlo.

Puntuacion