Ficha

País

USA, Francia

Año

2004

Título original

Taxi

Duración

97min

Dirección

Tim Story

Guión

Ben Garant, Thomas Lennon, Jim Kouf

Reparto

Queen Latifah, Jimmy Fallon, Jennifer Esposito, Henry Simmons.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Taxi, derrape total
Autor: malabesta
Fecha: 22/12/2004.
Póster Taxi, derrape total

Taxi, derrape total

Digerido por malabesta

En la línea más pobre del Hollywood actual nos llega un remake de una película francesa, de dudosa calidad ya en la versión original, de la que han sabido escoger las mejores partes y tirarlas a la basura, para hacer un refrito con lo peor que ofrecía el producto europeo (de la mano de Luc Besson) y lo peor que se les pudo ocurrir a ellos.

La película narra las desventuras de Washburn (Jimmy Fallon) un patán detective neoyorquino, que encadena fracaso tras fracaso a las órdenes de su ex-novia (Jennifer Esposito) hasta que se cruza en su caminn Belle (Queen Latifah) una taxista aficcionada al tunning (el tunning es eso de ponerle pegatinas y alerones a un coche de serie, teniendo como modelo el coche fantástico y obreniendo como resultado el coche de Paco Pil) , con la que colaborará para detener a una peligrosa banda de atracadoras de banco modelos brasileñas. Estas últimas palabras pueden dar una idea de cómo es la película: ridícula. Por un lado está el hecho de que es un remake de una producción francesa, que ya de por sí suele ser malo. Además el guión de la misma ha sido descuartizado y ensamblado de nuevo, sustituyendo elementos típicamente franceses (el taxi pasa de ser un Peugeot a un Ford) por cosas más americanas, y también retocando aquellos elementos que parecían no encajar del todo bien en la historia por otros que aún lo hacen peor.

Así, el taxista pasa de ser un chaval a una mujer mayorcita y entradita en carnes, lo cual por un lado le quita química a la pareja policía/taxista (material de buddy movie) y por otro hace absolutamente ridículas ciertas secuencias, como la que abre la peli, en la que vemos a un ciclista moverse dando volteretas, saltos y cabriolas por la urbe neoyorquina para luego descubrir que el atleta se ha convertido en una rapera entradita en carnes a la llegada a su destino. Luego tenemos a los malos, un equipo de entrenados y peligrosos alemanes en la versión original que aquí, han sido sustituídos por un grupo de modelos brasileñas, que si bien son más agradables a la vista, no transmiten mucha sensación de peligro, a sabiendas de que la anorexia no es contagiosa. En general, la bobería y simpleza de la trama y el humor de la primera versión se mantiene, aderezada con un punto de estupidez y escenas ridículas puestas con el único objetivo de intentar atraer a la chavalada.

Lo único en que se supera a la película de los noventa es en las escenas de persecución, que están rodadas con un poco más de soltura, sin duda debido a la mucho mayor profesionalidad de los técnicos de ultramar; aunque es cierto que en determinados momentos, suponemos más por economía que por incapacidad de los implicados, se claudica del rodaje real a los montajes por ordenador, que cantan ligeramente. Los actores, horrorosos: Queen Latifah no pega en su papel, Jimmy Fallon tiene la vis cómica de un orzuelo y Jennifer Esposito tiene un papel ridículo.

En fin, una horrible película recomendada únicamente a aquellos que quieran ver cómo las rubias son perfectamente capaces de cambiar ruedas, a cámara lenta y muy fashion. Puntuacion