Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Without a paddle

Duración

95min

Dirección

Steven Brill

Guión

Jay Legget, Mitch Rouse

Reparto

Dax Shepard, Matthew Lillard, Seth Green, Burt Reynolds

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de De perdidos al río
Autor: malabesta
Fecha: 08/01/2005.
Póster De perdidos al río

De perdidos al río

Digerido por malabesta

Película financiada en parte por el gobierno neozelandés, que parece que intenta atraer las grandes superproducciones a su país, para (según ellos dicen) crear un sistema y un cuerpo de profesionales de la producción nacionales competitivo, a través de curiosas subvenciones a equipos nacionales o extranjeros que decidan rodar allí. Así que los que han estrenado dicho sistema han sido los financiadores de "De perdidos al río"; fuera de la anécdota, poco tiene de destacable la película, salvo los paisajes neozelandeses.

No es porque sea mala, que no lo es. Pero muchas como ella hemos visto ya. Cuenta la historia de tres amigos de la infancia que, tras la muerte del cuarto miembro del grupo deciden, ya en sus treinta, realizar un viaje de aventura que el fallecido había planeado, en busca del tesoro de un afamado ladrón de bancos. Básicamente, es algo así como "Cuenta conmigo", muy a trazo grueso. Los protagonistas a lo largo del viaje profundizan en su relación, recapacitan sobre sus vidas actuales, etc. Claro que como dicho viaje se desenvuelve a lo largo de los rápidos de un río y en las montañas que lo rodean, y los protagonistas son más bien urbanitas, uno se puede imaginar por dónde van los chistes. Osos, canoas, campamentos, mosquitos, algo de casquería, defecaciones y un poco de sexo. Pero todo muy light. Probablemente a los no estadounidenses nos deje más fríos, pues aparecen y se citan tanto personajes propios de la cultura americana de los ochenta (y que no fueron demasiado importados) y también algún que otro arquetipo poco conocido, estilo hillbilly. Eso sí, todo muy correcto: personajes bien presentados, tramas bien resueltas... pero le falta una pizca de originalidad.

El reparto se centra sobre Dax Shepard, Matthew Lillard y Seth Green, el grupo de amigos: un protodelincuente que quiere reformarse, un ejecutivo aburrido y un médico hipocondríaco, que además resulta ser el alivio cómico de la película. Todos cumplen con su papel, notablemente ligero y sin mayor dificultad que correr en calzoncillos por el bosque. Aparece también por ahí Burt Reynolds, encarnando a un ermitaño montañés barbudo y poco higiénico.

La dirección de la película es correcta, de manera que sin alarde sabe hacer emocionantes las escenas que deben serlo, intenta sacarle el mayor partido a las de mayor humor, y carga también las tintas en numerosas referencias visuales a películas, generalmente de los ochenta (los Indiana Jones, etc) que resultarán graciosas a aquellos que no se hayan dormido por entonces.

En fin, una película graciosa pero sin chispa, para una tarde aburrida. Recomendada para montañeros y fans de Lynyrd Skynyrd.

Puntuacion