Ficha

País

USA, Japón, Alemania

Año

2004

Título original

The aviator

Duración

170min

Dirección

Martin Scorsese

Guión

John Logan

Reparto

Leonardo DiCaprio, Cate Blanchett, Kate Beckinsale, John C. Reilly, Alec Baldwin

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El aviador
Autor: malabesta
Fecha: 2005-01-14.
Póster El aviador

El aviador

Digerido por malabesta

Scorsese se mete a hacer un biopic de Howard Hughes, mítico director, magnate y aviador del Hollywood de los años de oro, con el que sin duda tiene cosas en común. No es que sea un playboy ni se dedique a la innovación técnica, pero ambos parecían tener grandes problemas con el tamaño de sus producciones y el metraje resultante. Así que para hacer honor a la figura, Martin nos regala casi tres horas de película.

Leonardo DiCaprio da vida al director/aviador, entre los años del Hollywood de entreguerras, que marcaron el inicio de su ascenso hasta mediados de los años cuarenta, momento en el que alcanza su cima de popularidad, aunque por motivos ajenos a su arte. Lamentablemente (o no), Scorsese sesga la historia, como indica el título, a la parte aeromotriz de la biografía de Hughes. Su faceta de director caótico y revolucionario se ve relegada casi a lo anecdótico, principalmente al principio de la película. A medida que avanza el metraje, uno se da cuenta de que el protagonista es también director porque de vez en cuando sale en una sala de cine viendo sus propias películas, pero poco más. Por supuesto, su vida sentimental es sacrificada en el altar de los aviones, pues si bien al principio de la película se narra su relación con Katharine Hepburn de una manera más o menos profunda y detallista, en determinado momento esta desaparece de la película. Katharine y la vida sentimental. A partir de entonces, las mujeres se limitan a aparecer a su lado, sin que se llegue a profundizar en los lazos que los unen y cómo demonios han llegado a ellos.

Entonces sin duda la película gira en torno al auge de su vida como aviador, marcada (como el resto de sus facetas) por su incipiente enfermedad mental. Este hecho da lugar a uno de los extraños de la película. Sin ser una comedia, ni mucho menos, la paranoia de Hughes está muchas veces tratada con un tono humorístico, más propio de "Mejor imposible" que de un producto casi épico como es éste. No obstante, también hay que decir que muchas veces estos detalles graciosos (que lo son) mantienen a uno vivo a lo largo del dilatado metraje, que de otra manera se haría inaguantable. Es posible que la descompensación entre las tramas personal/aérea/cinematográfica de la película se deba en parte a que Scorsese, al igual que en "Bandas de Nueva York" haya tenido problemas de montaje, pues alarga más sus films que una visita al dentista. Eso sí, nadie echará en falta la ya tradicional escena del juicio, emocionante discurso por parte del acusado incluida, que tanto gusta por las pantallas americanas.

El trabajo actoral recae en gran medida sobre Leonardo, que tiene que interpretar a un carismático magnate con problemas mentales graves. Si bien en un principio DiCaprio puede parecer mucho más joven de lo que uno esperaría, Hughes fue un director precoz, y a los veinticinco ya tenía su primera película. Lástima que lo adecuado en edad no lo sea en otros factores: le falta garra a la interpretación, y en las escenas de locura, Leonardo cae en lo habitual, repitiendo los tics que ya hemos visto en otros muchos tarados. Del resto del enorme casting sólo merece la pena salvar a Cate Blanchett, encargada de interpretar a Katharine Hepburn. Es evidente que no puede aproximarse al original, pero al menos salva el intento. Kate Beckinsale como Ava Gardner, lamentable. Al igual que un fugaz (pero con tres películas simultáneamente en cartel) Jude Law, interpretando a Errol Flyn. Excelentes secundarios son John C. Reilly y Alec Baldwin, aunque sus personajes son muy poco lucidos.

La dirección de Scorsese se deja notar principalmente en lo larga que es la película. Por otro lado, las escenas de vuelo están rodadas de manera poco convincente, en parte por culpa de los efectos especiales: uno tiene la impresión a veces de estar delante de un Flight Simulator, más que en el cine. Quizá haya que destacar la similitud entre el planteamiento de la película y el de "Ciudadano Kane" que, aunque rodando historias distintas, las enfocan ambos desde un punto de vista similar. Quizá también ayude a esto DiCaprio, que parece que intenta poner las cejas como Orson Welles.

En fin una enorme película, recomendada para los que no saben como darle la papilla a sus hijos.

Puntuacion