Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Closer

Duración

105min

Dirección

Mike Nichols

Guión

Patrick Marber

Reparto

Natalie Portman, Jude Law, Julia Roberts, Clive Owen

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Cegados por el deseo
Autor: bronte
Fecha: 20/01/2005.
Póster Cegados por el deseo

Cegados por el deseo

Digerido por bronte

Los bufanderos y gafapastas están de enhorabuena. Aquí tenemos de nuevo una película en la que los personajes se miran, se remiran, se admiran, hablan de sus sentimientos, del amor, del tiempo, dicen tacos, se vuelven a mirar, las nubes se levantan, los pajaritos cantan... Una película centrada mayoritariamente en el sexo, con tan poca valentía, sutileza dirán otros, que no se ve ni una sola escena de cama. Bueno, a lo mejor es porque en realidad va de sentimientos. No obstante, que nadie se espere una película lánguida de interminables planos del amanecer. Gritan mucho y se insultan mucho. Y se preguntan mucho, a berridos, los unos a los otros si han tenido un orgasmo con un tercero.

No me cabe duda de que habrá quien vea una interminable gama de sensaciones y emociones en este filme. Pero es que hay gente que también ve los secretos del universo en la lista de los ingredientes de un chicle. Yo por mi parte lo único que he visto han sido cuatro personajes basados en estereotipos muy vistos (y que siempre funcionan), y que son: la lolita, la madre frustrada, el nenaza y el neanderthal. Podrá parecer una sinfonía de sentimientos encontrados para los que lleven la bufanda muy apretada. Sin embargo, las escenas se resuelven sistemáticamente con la acusación de prostitutas para ellas, y ellos reprochan sin igual los mismos comportamientos que piden que en ellos se justifiquen. Hombres necios que acusáis...Para rematar la faena, los personajes masculinos acaban utilizando la violencia, y en cierta proporción, se sigue dejando a los personajes femeninos atrapados en una situación que no desean, en reflejo de su debilidad.

En resumen, desde un punto de vista de progresía del guión, la cosa apesta. Claro que en un momento dado, Jude Law dicen que son animales, y es la primera verdad que se ha visto en la boca de su personaje. La película tiene además un montaje con saltos temporales, a veces un poquito difícil de seguir, sobre todo si uno bosteza con frecuencia, por aquello de que se cierran los ojos, y como dato reseñable, decir que tiene una escena de chateo de unos diez minutos sin una sola palabra. Se descansa mucho en ese momento. Los actores por su parte, no se si decir que están bien o mal, porque yo para mí que están bien, pero por otra parte me han resultado tremendamente inverosímiles, porque los personajes me han resultado profundamente inverosímiles. Y la estilización de los diálogos en el ambiente pretendidamente naturalista de la cosa es a menudo chirriante. La peor Julia Roberts, que cada vez tiene la boca más dada de sí.

La historia trata sobre dos parejas que se juntan y se desjuntan, se juntan y se desjuntan, hacen combinaciones, tú ahora conmigo, y ella con él, ahora otra vez como antes. Pero con diálogos muy profundos sobre contabilidad de orgasmos y con unas interpretaciones que te mueres. Recomendada para gente que traga con cualquier cosa. Esta última frase tiene muchísima más enjundia que cualquier cosa que se diga en la película.

Puntuacion