Ficha

País

Japón, USA, Alemania

Año

2004

Título original

The grudge

Duración

117min

Dirección

Takashi Shimizu

Guión

Stephen Susco

Reparto

Sarah Michelle Gellar, Jason Behr, Bill Pullman, Ted Raimi

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El grito
Autor: sensillo
Fecha: 21/01/2005.
Póster El grito

El grito

Digerido por sensillo

Takashi Shimizu parece haber encontrado en sus historias de espectros vengativos su particular gallina de los huevos de oro. Después de un par de películas en formato video, otra para la pantalla grande, este remake hecho para el público americano, su secuela y las secuelas que nos esperan, comprendo que esos espíritus estén atormentados. A los pobres se les ve atrapados en un trabajo repetitivo, poco creativo y sin grandes esperanzas de aspirar a algo mejor.

Ju-on es el nombre japonés que recibe una maldición que afecta a un lugar donde ha muerto alguien víctima de una gran tristeza o una fuerte ira. A partir de entonces todos los que visitan ese lugar sufrirán el mismo destino. Y claro, a ese lugar va gente y se muere, y eso es todo lo que hay en todas esas películas, servido en pequeños y prácticos capítulos desordenados cronológicamente para que si el espectador no se asusta, que por lo menos se confunda.

“El grito” es tan fiel al original o a cualquier otra película de la serie como lo pueda ser la edición de VHS respecto a la de DVD. Se ha adaptado para que los protagonistas sean americanos y el espectador occidental se identifique con mayor facilidad, pero absolutamente nada sustancial. Quienes hayan visto alguna de las películas orientales no podrán escapar de una permanente sensación de deja vù, y la casa encantada a estas alturas les resultará ya tan familiar que en ella en cualquier momento podrían ir al cuarto de baño sin necesidad de encender las luces.

Lo peor no es que todas estas películas sean iguales entre sí, sino que cada una de ellas es muy reiterativa. La atmósfera de miedo se construye haciendo aparecer espíritus en segundo plano, o irrumpiendo repentinamente, o con ruidillos que preceden algo malo. Es cierto que la imagen de los espíritus es bastante tétrica, pero precisamente en este remake, en un afán de lucir el equipo de efectos especiales, abusan demasiado de esos planos. Al final, después de mucho mostrarlos, dejan de dar miedo e incluso se les coge confianza, y uno se da cuenta de que el chavalín lo que quiere es un bocata de mortadela y que le dejen ver el Shinchan.

En definitiva, no es más que un rentable pero innecesario remake de otro remake que terminará siendo premake de otros muchos. Yo también sueño con encontrar una crítica que pueda escribir una y otra vez y que me saque de pobre.

Recomendada para amantes del reciclaje. Puntuacion