Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Saved!

Duración

96min

Dirección

Brian Dannelly

Guión

Brian Dannelly, Michael Urban

Reparto

Jena Malone, Mandy Moore, Macaulay Culkin, Eva Amurri

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de ¡Salvados!
Autor: malabesta
Fecha: 23/01/2005.
Póster ¡Salvados!

¡Salvados!

Digerido por malabesta

Es “¡Salvados!” una buena película que muy probablemente pase sin pena ni gloria por nuestras pantallas, debido principalmente a que, a pesar de que toca temas como las relaciones entre el cristianismo y la homosexualidad, no lo hace desde el punto de vista amargo y destructivo, y no muestra como la Biblia, su mensaje y los que lo siguen merecen la muerte o el destierro, que parece ser que es lo que aquí muchos piensan (y algunos llegaron a hacerlo) a juzgar por el audiovisual.

En estos tiempos en los que se cocinan crucifijos como plato diario, viene muy bien una película como ésta: abiertamente crítica con el "establishment" eclesiástico, pero con un mensaje profundamente integrador y positivo. Todo ello bajo el trapo de la comedia, que si bien se centra en los aspectos cotidianos de la vida cristiana (baptista, en este caso) nunca llega a ser irrespetuoso. Cuando uno pretende hacer una crítica con ánimo constructivo, lo peor que se puede hacer es humillar al criticado. Es por esto, sin duda, por lo que en USA la susodicha ha causado no poco revuelo en los sectores más ultraconservadores de iglesia y sociedad; no porque se burle de ellos, sino porque más allá del chiste enumera los principales defectos de los estamentos e instituciones cristianas. No obstante, el productor de la misma es Michael Stipe, cantante de R.E.M., aclamado como pocos por el gafapasterío, homosexual y abiertamente crítico (en general, demasiado) con casi todo lo que le rodea.

Pero es que al fin y al cabo la historia es para menos. Mary (Jena Malone) es una chica de diecisiete años, popular en su instituto baptista, con un novio ideal y todo eso. Todo cambia cuando descubre que Dean (Chad Faust), su novio, es gay. Si esto es suficientemente traumático, resulta que al poco rato se le aparece Jesucristo instándola a que lo devuelva a la heterosexualidad, aparentemente más agradable a los ojos del Señor. Así que ni corta ni perezosa se lo lleva a la cama, con el resultado de que se queda embarazada. A partir de aquí, las cosas son más bien predecibles: sus supuestas amigas, todas muy cristianas, le dan la espalda; sin embargo los repudiados de la escuela, representados por una chica judía y fumadora (Eva Amurri, la hija de Susan Sarandon) y un chico paralítico y que se confiesa ateo (Macaulay Culkin), son los que le prestan su ayuda. En general los giros de la historia son bastante predecibles. El guión es correcto técnicamente; está muy bien estructurado, los personajes están caracterizados correctamente, la historia de fondo es muy interesante, etc. Pero le falta un poco de imaginación, no sólo a la hora de manejar la trama. A veces las respuestas de los personajes a ciertas situaciones son muy bruscas, casi antinaturales, aspecto que se podría arreglar con unos ligeros retoques en el texto.

La interpretación tiene un nivel alto. Quizá el papel más difícil es el de Culkin, pero todos sabemos que con la vida que ha llevado ese chico, no hay personaje que el método no le permita afrontar. Y quizá al otro lado está Eva Amurri, que resulta un poco histriónica. Jena Malone, la protagonista, copa sin problemas con el peso de la historia, aunque también es verdad que en general pocos son los momentos en los que tenga que hacer un excesivo trabajo actoral.

También hay que destacar la banda sonora. No porque sea demasiado buena (tampoco es mala) sino porque es una de las pocas oportunidades que tenemos por estos lares de conocer ese fenómeno tan sumamente americano que es el rock cristiano. En este caso no sólo eso, sino extrañas desviaciones como el grunge cristiano o el punk cristiano. Sin duda, digno de oir.

Resumiendo, una comedia muy ligera, en cuanto a su tono pero muy profunda en su lectura: un ensalzamiento de los mejores valores de la religión cristiana y baptista, centrados en general alrededor de la idea de que Dios da al hombre libertad, para vivir la vida como le de la gana y para interpretar la Biblia de la misma manera, así como los de integración y amor al prójimo que en general deberían dirigir a cualquier cristiano, pero todo esto sin dejar de mostrar todos los defectos que la misma religión tiene. Recomendado para fans de Lutero.

Puntuacion