Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Elektra

Duración

96min

Dirección

Rob Bowman

Guión

Raven Metzner, Zak Penn, Stu Zicherman

Reparto

Jennifer Garner, Goran Visnjic, Kirsten Pout, Terence Stamp

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Elektra
Autor: malabesta
Fecha: 27/01/2005.
Póster Elektra

Elektra

Digerido por malabesta

Endeble película, hecha para intentar aprovechar el tirón de "Daredevil" y el de "Alias" para unir a los seguidores de ambas series en la oscuridad, de las salas de cine. No deja de ser un "spinoff" de la película de Ben Affleck. Por lo tanto, si ya aquella era bastante mala, ésta no le anda muy lejos.

La historia es simple, simplísima. Elektra (Jennifer Garner) es una despiadada y eficiente asesina, experta en artes marciales, usuaria de un milenario poder oriental que le permite ver el futuro y con el no menos importante poder de hacer todo esto con mallas ceñidas y un corsé rojo, recibe un buen día el encargo de matar a un padre (Goran Visjnic, conocido por su participación en "Urgencias") y Kirsten Pout. Por supuesto, no es capaz de acabar con ellos, por lo que los malos de turno, que aquí se adscriben a la secta de La Mano, los persiguen a todos ellos. Al final, hay que recurrir a la ayuda de un viejo maestro, Stick (Terence Stamp), con el que la relación tampoco es demasiado buena.

Si bien la historia podría parecer destinada a rellenar el espacio que hay entre lucha y lucha, no es así. Las luchas son más bien escasas (para lo que uno espera de una película de este tipo), y las que hay, son tremendamente carentes de imaginación, y regadas con los efectos que ayer eran moda (esas cámaras lentas y esos rellenos de ordenador a lo "Matrix"). Así que empieza a haber problemas serios. El ritmo de la película es nefasto: la primera media hora se pasa entre Elektra fregando el suelo de su casa y un montón de flashbacks para intentar introducirnos en la vida del personaje. Todo esto estaría muy bien si no fuese porque es muy aburrido, y además los susodichos flashbacks los repiten cada veinte minutos a lo largo de todo el metraje.

Por supuesto, todo el parecido con el cómic de la Marvel (que año tras año sigue ingresando más de sus héroes en el panorama Hollywood) se termina en los nombres de los personajes. Todos los fans que esperen ver en la pantalla a sus héroes de papel, vayan dispuestos a hacer sombras chinas, o algo así. No sólo es que el casting no sea el más apropiado (a Stick sólo le faltan unas zapatillas de andar por casa para parecer un jubilado del Inserso), es que se nota tanto que toda la producción no tiene otro afán que el negocio rápido que no deben haber tenido mucho tiempo de leerse los originales, que además tienen mucha letra.

En general parece que todo el chiringuito descansa sobre el carisma de Jennifer Garner, que reconozcámoslo, no es mucho. Se pasa la película paseando sus artificiales labios y su quijada (que al mismo Sansón daría envidia) por el plano, con unos andares más propios de una modelo que de alguien que está siendo acechado por ninjas.

En fin; un producto aburrido y fácil de olvidar, que sólo recomiendo a seguidores de Jennifer Garner. Podrán retarse a ver quién aguanta más dentro del cine, para así dilucidar cuál de ellos es más fan.

Puntuacion