Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Million Dollar Baby

Duración

137min

Dirección

Clint Eastwood

Guión

Paul Haggis

Reparto

Clint Eastwood, Hillary Swank, Morgan Freeman, Brian F. O'Byrne

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Million Dollar Baby
Autor: bronte
Fecha: 2005-02-04.
Póster Million Dollar Baby

Million Dollar Baby

Digerido por bronte

Si es que no puede ser. Toda la vida auto-convenciéndonos de que los republicanos son unos seres sin corazón ni tripas, carentes de toda iniciativa o talento artístico, y cada dos años sale Clint Eastwood y nos echa por tierra todo el corpus ideológico. No nos va a quedar más remedio que agarrarnos al clavo ardiendo de que el bueno de Clint es la excepción que confirma la regla, si no queremos que todos los postulados que han dirigido ciegamente nuestras vidas se desmoronen como un castillo de naipes en medio de un huracán. Que eso duele.

La gran vencendora de los Oscars de 2005, (mejor película, mejor director, mejor actriz protagonista, mejor actor de reparto), es una historia en la que la tristeza fluye de principio a final. Una historia amarga en la que el comportamiento de sus protagonistas sólo puede ser el que es, pues una existencia predestinada les empuja hacia la conclusión. Cuesta encontrar filmes en los que los personajes estén tan bien diseñados, sean tan compactos, tan de una pieza, tan que cada una de sus líneas explica perfectamente lo que está pasando en la secuencia, lo que va a pasar en la siguiente, y sobre todo que ha pasado antes de que empezara la película. Es el "fatum" hecho celuloide.

El guión, de una artesanía exquisita, juega con unos recursos del todo bien conocidos, con una precisión matemática en la que los paralelismos, simetrías, anticipaciones y aplazamientos componen una historia clásica de perdedores. Perdedores, en los que su propio fracaso se ve acentuado no sólo por sus biografías, sino por sus propias circunstancias. Un ex-boxeador medio ciego, un entrenador cobarde, y una chica que quiere ganarse la vida a puñetazos... A nivel metafórico, ¿hay algo más frágil que una mujer en un "ring"? Eastwood elige una historia que huye de la sensiblería, pero que acierta en la elección de sus ingredientes a la hora de dignificar un drama, que aunque no basado en hechos reales, se presenta verídico como la vida misma.

Aprovecho la ocasión que esta película me brinda para reivindicar desde aquí la religión católica como materia dramática de primer orden. Como todos sabemos, en las películas americanas aparecen católicos por doquier sin que esto sea ningún desdoro para el personaje, y es que, muy ciego hay que estar para no darse cuenta de que cualquier caracter, por muy profundo que sea, presentado como católico, ve multiplicada infinitamente la potencialidad de sus conflictos interiores. Ese es Frankie Dunn, un hombre que acude a misa diariamente durante años para purgar una pena que al final no sabemos si logra expiar, o si por el contrario añade a su conciencia aún más carga. Tan sólo hace lo que tiene que hacer.

La dirección es tan sobria, tan sencilla, tan sensible, la interpretación tan magistral, que sobrecoge saber que hay gente en el mundo capaz de decir tanto con tan poco. Tan sólo el tratamiento del personaje de "Peligro" bastaría como fábula de lo desamparados que todos estamos ante la vida. Con una iluminación melancólica, que no renuncia incluso en ocasiones a los contraluces, con unas composiciones de cuadro que buscan la plasticidad y repletas de información decisiva, "Million dollar baby" es una película que huye del adoctrinamiento o de la moralina. Simplemente nos presenta una progresión imparable de los acontecimientos, que como en muchas ocasiones en la vida, acarrean un dolor insoportable.

Recomendada a todos aquellos con tendencia a bajar la guardia. Puntuacion