Ficha

País

USA, UK

Año

2004

Título original

Finding Neverland

Duración

106min

Dirección

Mark Foster

Guión

David Magee

Reparto

Johnny Depp, Kate Winslet, Julie Christie, Radha Mitchell

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Descubriendo Nuncajamás
Autor: bronte
Fecha: 08/02/2005.
Póster Descubriendo Nuncajamás

Descubriendo Nuncajamás

Digerido por bronte

Esta película es un gran ejemplo de lo que técnicamente podríamos calificar como "tener más cara que espalda". Esto es, cogemos una historia absolutamente genial como es "Peter Pan", y al rebufo, aprovechando el tirón, sacamos la enciclopedia, reproducimos la vida de J.M.Barrie y nos colgamos como propias, medallas que sólo a él le pertenecen. Algo muy parecido a "Shakespeare in love", pero hay que reconocer que con bastante menos gracia.

¿Se llora al final de la película? Pues sí, cuesta bastante no llorar, la verdad. Pero, caramba, es que cuando uno alterna determinadas escenas de la obra de teatro "Peter Pan" (en concreto, la cuasi muerte de Campanilla), basta con que en montaje paralelo se muestre la recolección del berberecho para que esto resulte tremendamente emocionante. Pero no porque el guión sea bueno, la dirección sea buena, o la película sea buena, sino porque el texto original de "Peter Pan" es tan bueno, que brilla con intensidad sin igual aunque lo engarces en algo tan romo como "Descubriendo Nuncajamás".

Si a eso le añades por ahí temas lo suficientemente trascendentales y emotivos tales como la muerte, pues es lógico que alguna lagrimilla se eche. Pero vamos, sólo los inexpertos en esto de las cosas buenas. No obstante y sinceramente, será que a mí me gusta demasiado "Peter Pan", pero creo que si había un autor en la historia de la literatura con el que no había que competir en imaginación y simbolismo, ese era J.M. Barrie. Toda la película me ha parecido un pálido intento frustrado de llegarle a la suela del zapato en cuanto a capacidad narradora se refiere. Las secuencias en las que se recrean los momentos de juegos con los Davies, convirtiendo ahora un parque en el lejano oeste, ahora un jardín en un mar proceloso son como mínimo misérrimas. Nada del talento de Barrie está en esta película. Ni su imaginación portentosa, ni sus metáforas, ni su capacidad para revestir de cuento infantil verdades universales que a todos nos afectan. Vaya, que el protagonista podía haber sido Perico el de los palotes, haciendo una versión colegial de "Peter Pan" y nadie hubiera notado la diferencia.

No hay más en "Descubriendo Nuncajamás" que una biografía descafeinada, falta de todo talento, donde nada queda bien explicado, y donde todo está colocado de manera protocolaria para hacer llorar a las huestes que devoran palomitas en el cine. Quien diga que puede entender la inspiración de "Peter Pan" en la trama de esta película, es sin lugar a dudas debido al uso de otras inspiraciones que debería dejar ya. Y sólo los escarabajos peloteros con la simplicidad social que esta condición comporta podrán decir que la relación entre los personajes es profunda o está cuidada. Yo no he visto amor entre Barrie y Sylvia, ni he visto qué representan el uno para el otro, más que en las constantes líneas de diálogo dedicadas a dejarlo claro. Lo único que se ve es una historia con vocación de melodrama, que reúne lo peor de éste sin negar su pretendido intento de pasar por delicada introspección, que vaya usted a saber qué quiere decir eso.

En cuanto a los actores, hay que reconocer que Johnny Depp por primera vez en su vida no está desatado, y parece no querer batir ningún record de tics faciales en esta ocasión. Pero vamos, de ahí a encarnar la humanidad que le suponemos al autor de "Peter Pan", va un abismo infranqueable. Pese a lo que diga la crítica internacional, muy grande le va este papel a un actor que ha construido su carrera a base de pegar saltitos y abrir y cerrar muy rápido los ojos. Kate Winslet, por el contrario, además de estar guapísima, borda una interpretación que es prácticamente lo único que vale de la película. Freddie Highmore, el niño llorón, tiene unas líneas de diálogo que son para pegar al guionista con una zapatilla. Yo en mi vida he visto a un niño soltando semejantes peroratas. Y menos ahora, con los vendavales de la LOGSE. Al menos sí que lo han despertado en esta ocasión y hasta debieron engancharle una pinza de dientes en el tobillo porque llora como un surtidor en este filme. Julie Christie muy bien, en un papel que está de relleno como para compensar, y que tiene tantas caras como un folio DINA4. Radha Mitchell lo mismo da que da lo mismo la pongas en la película que la pongas. Ella tiene siempre la misma cara, que para algo ya bien que lo especifica antes en su contrato.

Todo acompañado por una gran ambientación, las cosas como son, y por una música pegajosilla que lo envuelve todo de una ternura que en la película brilla por ausencia. Lo mejor de todo, las escenas de Peter Pan en el teatro. Vaya, lo único bueno. La típica película que dentro de un año cuando alguien diga su título, invariablemente será seguido por un "¿mande?". Recomendada para todos aquellos que están esperando a que hagan la película sobre la Constitución Europea para no tener que leérsela.

Puntuacion