Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Hitch

Duración

115min

Dirección

Andy Tennant

Guión

Kevin Bisch,

Reparto

Will Smith, Eva Mendes, Kevin James, Amber Valletta

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Hitch: especialista en ligues
Autor: bronte
Fecha: 04/03/2005.
Póster Hitch: especialista en ligues

Hitch: especialista en ligues

Digerido por bronte

A simple vista puede parecer una comedia del montón. Sin embargo, sorpresivamente, está por encima de la media. Y sin grandes alharacas. La misma estructura de siempre y los mismos ingredientes de toda la vida aunque con ligeras e inteligentes variaciones, combinados con un humor efectivo, dan como resultado una película agradable que no rehuye ninguna posibilidad cómica.

Así que aparte de una base de romanticismo, también podremos ver a Will Smith en su salsa, ejerciendo de nuevo de príncipe de Bel Air. Esporádicamente. Pero es que la película no renuncia a ciertas dosis de humor físico que sinceramente, a fuer de bien integradas, dan a todo el conjunto un toque resultón. Y si encima la historia se desarrolla en Manhattan, pues qué quieren que les diga. El director, Andy Tennant, aunque nacido en Chicago, se ve que también ha sufrido el famoso "mal de Allen", que consiste en caer rendido ante la ciudad de los rascacielos nada más poner el pie en ella. Así que sin ningún tipo de comedimiento nos ofrece hermosas panorámicas, no sólo del "skyline", sino también de las alegres calles del village, o del animado barullo de uptown.Y no sólo eso. También nos da un paseo por la Isla Ellis (muy cerca de la estatua de la libertad), uno de los puntos más emotivos de la ciudad. La isla que sirvió como aduana de todos los inmigrantes que durante décadas llegaron al país, y donde ahora hay un museo dedicado a todos aquellos pioneros.

La historia también es neoyorkina al 100%. Porque...¿en qué otro lugar del mundo podrían darse estas circunstancias, este berenjenal con tantísima naturalidad? ¿En qué otro lugar del mundo podría existir un "asesor amoroso" con tanto "allure"? Will Smith es Alex Hitchens, el Doctor Amor; un tipo que previo pago les enseña a los hombres cómo conseguir a la compañera de sus sueños, a través de la simple tarea de saber interpretar qué es lo que una mujer quiere. Esto, por supuesto, es ciencia-ficción. Y no me detendré en explicar por qué. De esta manera, el guión mantiene dos historias paralelas con la misma trama, y mientras una es más romántica, la otra es más cómica y ambas se retroalimentan en un enredo de la trama en absoluto forzado. Y es justamente en este punto donde se aprecia la maestría del guión, pues de todos es bien sabido las barrabasadas que los guionistas llegan a hacer en ocasiones con tal de que les cuadren las cuentas. Que a veces parecen gentes sin escrúpulos.

La dirección es más que notable y sabe sacar partido de sus actores, a los que coloca al límite de sus posibilidades cómicas, justo a punto de construir una película desquiciada. Pero no. Todo se mantiene en su sitio y este es un caso claro de cómo un buen director puede saber aprovechar un buen guión. Will Smith, se va a asentando como actor, y va camino de convertirse en uno de los puntales del presente cinematográfico norteamericano. Eva Mendes cumple sin mucho agobio. Kevin James, pese a todo, se queda un escalón por debajo de Will Smith. Y eso que tiene un papel muy lucido. Y Amber Valleta, definitivamente, debería comer más sopa. O por lo menos, ir al médico.

Como no podía ser menos, la película, hija de su tiempo, da un repaso por toda la ciencia de la "comunicación no verbal" (bendita Flora Davis), y ofrece trucos para las relaciones entre hombres y mujeres. Por ejemplo, algo bastante interesante y prácticamente desconocido: a las mujeres les suele gustar que se les atienda cuando hablan y que se escuche lo que dicen... Y así más cosas que no desvelaré porque tienen más gracia cuando las explica Will Smith. No porque sea Will Smith, sino porque es un hombre (¡ja!). "Hitch" también aborda cierta disquisición filosófica sobre el amor, que pese a no ser nueva, sí que es real como la vida misma. Pero, no hay que preocuparse. Nada de visiones cínicas sobre el sentimiento más anhelado. Estamos en una comedia. Una comedia en la que por cierto, cada protagonista es de una raza diferente (sin recurrir a estereotipos) y aquí no ha pasado nada. Naturalidad al 100%. Nueva York en estado puro.

Una película que está bien. Recomendada para los hombres. Para todos. Puntuacion