Ficha

País

España

Año

2005

Título original

El penalti más largo del mundo

Duración

117min

Dirección

Roberto Santiago

Guión

Roberto Santiago

Reparto

Fernando Tejero, Marta Larralde, María Botto, Carlos Caniowski

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El penalti más largo del mundo
Autor: sensillo
Fecha: 10/03/2005.
Póster El penalti más largo del mundo

El penalti más largo del mundo

Digerido por sensillo

Modesto retrato de un grupo de perdedores, en forma de comedia costumbrista de tan sencillos mimbres que pifiar sería casi tan difícil como fallar el penalti. Obviamente, no diré si dicho penalti entra o no, aunque lo mismo daría, pues el fútbol solo sirve para enmarcar en la historia, pero lo que no pifia es esta resultona película.

Hecha a mayor gloria del televisivo Fernando Tejero, quien interpreta al protagonista a quien, en un alarde de imaginación, le han puesto Fernando de nombre, le da ocasión de lucir su único registro interpretativo conocido hasta la fecha. Sus muchos seguidores podrán reírse hasta que se cansen, y a todos aquellos a quienes no les haga mucha gracia, ya sabrán lo que se pueden esperar de casi toda la película, que no toda. Es posible que la película funcionase notablemente mejor si se cediese un poco más de protagonismo al resto de compañeros de reparto, aunque el gancho comercial fuese sin duda menor. En ocasiones se convierte en un ejercicio un tanto reiterativo de subrayar un personaje que la mayor parte del público ya ha visto de sobra en la pequeña pantalla y en otra portería.

Pese a todo, una rara oportunidad de ir a ver cine español a otra cosa que no sea recibir bofetadas. Desde luego, tampoco pretende ser una película que perdure en el tiempo, lo cual agradecemos y mucho. Hartos estamos ya de tanta película que nos pide acompañarnos para el resto de nuestras vidas. “El penalti más largo del mundo” es un rollito para pasar una tarde y luego, si te he visto no me acuerdo. Y bien a gusto se queda el cuerpo.

El desarrollo de la trama principal, la que envuelve al protagonista que de casualidad encuentra la posibilidad de convertirse en alguien en el barrio y conquistar los favores de su dama, es bastante previsible y su desenlace, si bien lógico y atiende a lo que todos esperamos, se ve demasiado forzado como para que nos lo terminemos de creer del todo. Del resto de personajes se queda uno con las ganas de que nos muestren algo más.

Siempre que se cuenta una historia desde la perspectiva de las mujeres se acostumbra a resaltar su condición femenina. Ésta me parece una película de hombres, muy en la línea de “Full Monty”, en la que la única pincelada femenina la aporta el personaje de la hermana del protagonista. No omite hurgar en la eterna pregunta que nos angustia a los hombres desde el principio de los tiempos, y que no tiene nada que ver con el tamaño de los genitales, sino por qué encuentran las mujeres tan atractivo al chuleta de la moto.

Por último, y ya que algunos se empeñan en resaltar la necesidad de que el cine reafirme nuestras señas de identidad, hay que decir que queda muy bien plasmada la castiza épica del brutal mundo del fútbol de tercera regional, presentada del modo caricaturesco al que tanto nos gusta recurrir. Y si de verse reflejados se trata, y como nota un poco más desagradable, ¡hay que ver cuánto gritamos!. El Dolby Surround se las ve y se las desea para reproducir cualquier historia latina.

Recomendada para perdedores suplentes.

Puntuacion