Ficha

País

UK, Alemania

Año

2004

Título original

Creep

Duración

85min

Dirección

Christopher Smith

Guión

Christopher Smith

Reparto

Franka Potente, Vas Blackwood, Ken Campbell, Jeremy Sheffield

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Creep
Autor: malabesta
Fecha: 23/03/2005.
Póster Creep

Creep

Digerido por malabesta

“Creep” es otro intento fallido de asustarnos. A lo mejor es cosa de que yo en metro no viajo mucho, pero el invento no pasa de algún sobresalto fruto de las típicas subidas de volumen y músicas de susto.

Dar miedo, lo que más miedo da, es el vestido de la protagonista. Franka Potente se pasa la película metida en una especie de mantel amarillo cortado para embutir una columna y lleno de florecillas que lo que realmente provoca es que también a uno le entren ganas de matarla. Al igual que al resto de personajes, que pasan de ser violadores a traficantes, de yonkis a idiotas integrales. No hay una sola persona con la que uno se puede identificar malamente. Esto ya es un serio problema. Pero luego tenemos el otro gran problema: el resto de la película. A ver si me explico.

La historia nos cuenta como Franka Potente, una yuppie alemana en Londres se aburre en una fiesta y decide ir a ver a George Clooney (como lo cuento) en metro. Como no tiene otra cosa mejor que hacer mientras espera su tren, se arrea unos lingotazos de ginebra que tiemblan las paredes, así que se queda dormida y pierde su metro. Cuando se despierta está sola y encerrada en la estación, a merced de un macabro asesino en serie que, nadie sabe ni sabrá muy bien por qué se dedica a vivir en los túneles del underground londinense y a matar gente.
La cosa empieza como queriendo tirar al terror más psicológico pero termina por echar mano de los cubos de tripas y de los cuchillos grandes y oxidados. El montaje pues responde a lo que uno espera. Estridencias visuales varias para intentar, si no se consigue asustar al espectador, que por lo menos salga de la sala con dolor de cabeza. Ayudado claro está por la chirriante banda sonora de un grupo llamado "The Insects" que efectivamente, honrar su apelativo.

Las actuaciones son las propias de este tipo de películas: lamentables. Poco más han de hacer los protagonistas que correr, gritar y sangrar cuando les corresponde. El resto de las escenas desdicen el producto, y fíjense que es malo. Tras todo esto, si hay que escoger una virtud, diré que por lo menos es corta, y eso sí, tampoco tenía grandes aspiraciones.

Entonces, rutinaria película de terror sólo recomendada para aquellos que abusen del transporte público. Puntuacion