Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Coach carter

Duración

136min

Dirección

Thomas Carter

Guión

Mark Schwahn, John Gatins

Reparto

Samuel L. Jackson, Rob Brown, Rick Gonzalez, Robert Ri'chard, Nana Gbewonyo, Antwon Tanner

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Coach Carter
Autor: malabesta
Fecha: 29/03/2005.
Póster Coach Carter

Coach Carter

Digerido por malabesta

Película basada en hechos reales y producida por la MTv. Suficente dicho para asustar al más aguerrido cinéfilo. Pero una vez pasado el trauma inicial, la cosa no está tan mal. Suponiendo que uno tenga algo de interés en el baloncesto, claro. Si a usted lo único que le interesa es el curling o el lacrosse, mejor quédese en casa.

La película narra las tribulaciones de Ken Carter, entrenador de baloncesto en un instituto de barrio pobre que saltó a la fama (en USA, se entiende) cuando prohibió jugar a todos sus pupilos debido a su bajo rendimiento académico. Dejando esta anécdota aparte, la película es heredera de productos como "Mentes peligrosas", "Un poeta entre reclutas" o, si me apuran, "El sargento de hierro". Un grupo de, a priori, perdedores encuentra su salvación en la figura de un entrenador/profesor/mentor que, usando métodos poco ortodoxos les devuelve la confianza en sí mismos, los empuja a la victoria y en general los pone en el camino de la superación personal continua, que es uno de los temas clave de la cultura americana. Por supuesto, está trufada con los problemas típicos de alumnos de instituto: tráfico de drogas, delincuencia, hijos... Yo no sé; o bien es que en mis años de instituto mis compañeros se dedicaban a tener hijos a escondidas, o es que no me identifico mucho. Aunque con esto de las reformas educativas a saber qué pasará hoy.

Como Carter tenemos a Samuel L. Jackson, que como siempre realiza un trabajo sólido, sin altibajos. Aunque no es un papel demasiado complejo, todo hay que decirlo. Sin duda es uno de los mejores, aunque se dedique más a hacer de secundario. Añada usted el carisma que tiene y más o menos aguanta toda la película. Aunque sus alumnos no le andan a la zaga (perdónenme que no los nombre uno a uno, pero son demasiados). Todos cumplen con su papel de jóvenes confundidos y vestidos de manera ridícula perfectamente. Saben jugar al baloncesto también, cosa que se agradece.

La dirección es bastante sobria, casi rayando en lo manido, cosa sorprendente a priori en una producción de la MTv. Los partidos de baloncesto no se hacen ni largos ni aburridos, y Thomas Carter, el director, sabe meter la tijera para ahorrarnos minutos prescindibles. Por supuesto, produciendo quien produce, la banda sonora es parte fundamental de la película. En general predomina el hip-hop y los berridos, y no voy a ser yo quien la juzgue, aunque si por mí fuera, podrían haber puesto una cinta de estas ambientales de ballenas que cantan que me hubiese resultado igual de apropiada. Pero en fin, teniendo en cuenta el tipo de público al que va dirigida la película, pues será un acierto, sin duda.

En fin, una película de deportes que gustará a todos aquellos a los que les gusten las películas de deportes, que así leído deprisa parece una perogrullada, pero la cosa tiene su miga.

Puntuacion