Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

The ring two

Duración

111min

Dirección

Hideo Nakata

Guión

Ehren Kruger

Reparto

Naomi Watts, Sissy Spacek, Kelly Stables, Simon Baker

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de The ring 2
Autor: sensillo
Fecha: 01/04/2005.
Póster The ring 2

The ring 2

Digerido por sensillo

La propuesta para asustarnos esta semana se llama “The Ring 2”, pero debo advertir que mucho miedo no tuve. Bueno, para ser sincero reconozco que a lo mejor un poco sí, pero solo al principio, al darme cuenta de que iba a ser la única persona adulta de la sala, aunque enseguida se me pasó.

Es la secuela de un remake, o tal vez el remake de una secuela, que en este caso tanto monta, monta tanto, etc. El concepto a la par de simétrico ya suena de por sí bastante pavoroso. Nunca me ha parecido muy buena la idea de hacer secuelas de películas de terror. El aura de misterio se consume pronto y la correspondiente encarnación del mal termina siendo objeto de mofa, degradándose hasta niveles bastante indignos. Recuerden si no lo que le ocurrió a Freddie Krueger, por si no fuera poco hacerle vestir ese jersey tan feo. De “Ringu” tienen en Japón hasta una serie de TV, de manera que la cosa va por bastante mal camino.

En cualquier caso, más que una secuela parece que lo que nos presentan es una franquicia. Poco tiene que ver esta segunda parte con la anterior, salvo los personajes y la puesta en escena que intenta hacer de puente entre ambas. En la primera mitad se aparta un poco del suspense pausado de su predecesora, que es sustituido por la ya habitual sucesión de sustos acompañados de agresiones sonoras. Al cabo de un rato parece que quiere volver a las formas de la original, pero para entonces la película ya está fracturada, o más bien parece padecer una luxación que deja las partes en una posición muy poco natural.

Se abandona casi desde el principio el tema de la cinta de vídeo maldita, quien sabe si por la pujanza de los nuevos sistemas digitales, y todo el argumento se sustenta desde asideros mucho más precarios, que intentan justificar que aparezca de vez en cuando el fantasma de la niña Samara, asustando a propios y extraños mientras busca un peluquero.

Lo mejor de esta película es, sin duda, el apartado visual, aunque básicamente se limita a explotar lo que ya había en la primera parte. Si tomamos como muestra el material promocional, los más perezosos podrían ahorrarse ir al cine. Se habrán quedado con lo mejor y muy probablemente se eviten una decepción. Lo mismo se podría decir de quienes hayan visto la primera parte, que deberían considerar seriamente si realmente les merecerá la pena. Quienes, por el contrario, no hayan visto la primera, es posible que al principio necesiten un mapa para situarse. Aunque tampoco es necesario situarse demasiado, pues el terror que propone poco tiene que ver con el argumento.

Es un producto de lo más convencional, dirigido a espectadores de paladar fácil, que se dividirán entre quienes se rían y quienes pasen miedo.

Recomendada a todos los enemigos de la bañera y el aseo diario.

Puntuacion