Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Be cool

Duración

118min

Dirección

F. Gary Gray

Guión

Peter Steinfeld

Reparto

John Travolta, Uma Thurman, Vince Vaughn, Cedric the Entertainer

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Be cool
Autor: bronte
Fecha: 2005-04-11.
Póster Be cool

Be cool

Digerido por bronte

Ha nacido una estrella. O por lo menos debería haber nacido. Pero teniendo en cuenta que hay gente que cree que Eddie Murphy hace gracia, ya no se puede asegurar nada. Tras ver "Be cool", sólo un personaje se ha quedado en mi retina: Elliot Wilhem, también conocido como "The Rock". Creo que éste sí que es un actor que podríamos calificar como "versátil". Parece mentira que el mismo tipo que interpretó al "Rey Escorpión", sea éste. Lo tiene todo: es guapo (en esta película deja su habitual aspecto de mazacote, para darnos una imagen mucho más fina y "delicada"), baila, canta, y tiene una vis cómica evidente. Personalmente creo que es el descubrimiento de la película.

Luego está André 3000, conocido por interpretar el megaéxito "Hey ya", y por ser votado como el vegetariano más sexy del 2004. Hay gente para todo. Éste también tiene vis cómica. Pero como de otro estilo. Más "apayasada" y menos elegante. Aparte de que todo él es menos elegante. También aparece en los títulos de crédito Vince Vaughn interpretando a un blanco que actúa y viste como un negro. Por muy defensor del mestizaje que se sea, esto sigue resultando ridículo, y parece que en la meca del cine lo saben, vista la cantidad de personajes de este pelaje. Robert Pastorelli, como actor solvente que es, nos regala una interpretación de los más desagradable. Y luego están Uma Thurman, que definitivamente está mejor cuando hace de "dura", y John Travolta, que como es bastante cool, puede sobrellevar bastante bien una película sin hacer excesivos esfuerzos.

"Be cool" es una película correcta, con una trama bien diseñada, unos personajes bien dibujados y unas situaciones bastante cómicas en general. No es probable que alguien se desternille viéndola, pero sí que se pasa un buen rato. Ambientada en el mundo de la música, juega constantemente con la fama de gangsters asesinos que tienen los implicados en este negocio, y a partir de ahí utiliza una estructura de enredo de todos bien conocida, en la que se ponen en juego muchos elementos y hechos. Estructura en la que no faltan las autoreferencias, básicamente sustentadas en las personas de Danny DeVito y Steven Tyler. Este último tiene una cara que yo no sé si es fruto de la naturaleza, o es que al cirujano se le fue la mano, pero sobrecoge.

También sobrecoge la escena del baile hip-hopero, más que nada porque es como la propia selva implantada en la ciudad. Supongo que los antropólogos estarán disfrutando de lo lindo con la cultura del rap, porque es cuanto menos fascinante, en cuanto a pulsiones primarias se refiere. Lástima que el personaje de Chili Palmer quede tan ensombrecido en esta secuela, falto de escenas realmente "cool". Recomendada para todos aquellos que quieran morir por el arte.

Puntuacion