Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Cursed

Duración

97min

Dirección

Wes Craven

Guión

Kevin Williamson

Reparto

Christina Ricci , Joshua Jackson, Jesse Eisemberg, Eric Ladin, Portia de Rossi

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La maldición(Cursed)
Autor: sensillo
Fecha: 21/04/2005.
Póster La maldición(Cursed)

La maldición(Cursed)

Digerido por sensillo

El nombre de Wes Craven siempre ha estado asociado al lucrativo género del terror adolescente. En los ochenta asesinaba en un baño de sangre a un jovencísimo Johnny Depp inaugurando la celebérrima franquicia de Freddie Krueger y en los 90 resucitaba el género para el gran público con Scream. He visto con cierta simpatía películas como “Drácula 2000” a las que les faltaban un par de petisuís para ser buenas, dicho lo cual espero que no piense nadie que albergo especial inquina contra tan preclaro realizador. Si en los próximos días les dan a elegir entre una semana de gastroenteritis aguda o ver “La maldición”, no se lo piensen dos veces, pues para lo primero la ciencia médica tiene cura.

Christina Ricci y un chaval que pasaba por allí interpretando a su hermano son atacados por un hombre lobo, y a partir de entonces sus problemas hormonales se ven multiplicados. Todo lo demás se lo puede imaginar cualquiera sin demasiado esfuerzo, y si algo sorprende es porque previamente se había descartado como demasiado tonto.

“La maldición” es un ejercicio de nostalgia que nos hace retroceder veinte años en el tiempo, cuando la combinación de risas y adolescentes mutilados estaba en su momento de mayor gloria y esplendor. El cinéfilo ocioso podrá encontrar abundantes referencias ( y también autorreferencias) flotando dentro de un rancio miasma que no causa ni risa ni espanto cada vez que lo pretende. Evoca irremediablemente títulos como “Un hombre lobo americano en Londres” o “Noche de miedo”. Eran otros tiempos, y por aquel entonces merecía la pena ver “Un hombre lobo...” aunque sólo fuera por apreciar los efectos especiales artesanales que hacían posible la transformación del licántropo. Huelga decir que ahora esa magia se ha perdido, porque los efectos digitales nos han acostumbrado a casi todo y porque alguna vez hemos visto el pecho desnudo de Alec Baldwin. En cuanto a “Noche de miedo”, simplemente era mucho más divertida.

El guión de Kevin Williamson, creador de “Dawson crece”, parece fuera de lugar en la gran pantalla, y la presencia Joshua Jackson, tan popular en el formato televisivo, subraya en todo momento esta sensación. Resulta una pena y un auténtico desperdicio la cantidad de veces que esta película parece apuntar en buena dirección para, acto seguido, arruinarlo todo de una manera que parece premeditada. Esto es una constante a lo largo de "La maldición” y sólo es cuestión de tiempo que el espectador pierda toda esperanza de que lo bueno está por llegar. Lo único que llega es la confirmación exacta de los peores augurios.

Humor fácil y clichés sin cocinar es el menú que se ofrece con la excusa de ir dirigido a un público imberbe y con el paladar sin formar. Tiene un par de secuencias muy bien rodadas, propias de quien lleva muchos años en el oficio y las puede rodar casi sin querer, pero ello no basta para redimir este despropósito.

Recomendada a esos que siempre dan la lata en el cine. Puntuacion