Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Sahara

Duración

124min

Dirección

Breck Eisner

Guión

Clive Cussler, Thomas Dean Donnelly

Reparto

Matthew McConaughey, Penélope Cruz, Steve Zhan, Lambert Wilson

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Sáhara
Autor: bronte
Fecha: 22/04/2005.
Póster Sáhara

Sáhara

Digerido por bronte

¿Cómo definir “Sáhara”? Para empezar podríamos decir que se parece a "Indiana Jones" como un huevo a una castaña. Hay aventura, hay acción, hay explosiones. Pero como un huevo a una castaña. Quizás la diferencia radica en que hay poca aventura, mucha acción y muchas explosiones. Y a la hora de película se puede constatar fehacientemente que la historia no ha avanzado absolutamente nada. A la hora y cuarenta y cinco, ya se ha dado uno cuenta de que es que no hay historia que hacer avanzar. A las dos horas y cuarto, por fin se acaba. Es lo que se dice larga.

Pero hay que reconocerle que larga, larga como una película de Rohmer, no se hace. Sobre todo porque la acción y las explosiones están llevadas con buena mano, lo que no quiere decir con mano magistral, y los altos y bajos de la película, lo suficientemente bien administrados como para que uno no llegue a aburrirse en ningún momento. Lo cual tampoco quiere decir que haya momentos para hacer la ola (y menos en un desierto). La principal pega reside en lo funcional de la trama, más pensada para poder encajar mucho postureo y mucho bombazo, más que para presentar una historia trabajada y realmente interesante. Los personajes asimismo son básicos hasta el límite, aunque están construidos con el suficiente oficio como para que el espectador no les coja asco.

A colación de esto último, creo yo que esta es la película en la que Matthew McConaughey da más impresión como de ducharse todos los días, pese a pasar el metraje entero lleno de mugre. Aparte del comentario estético (no poco importante), tengo que añadir asimismo que es la vez que yo mejor le he visto en todos los sentidos. Con gracejo y glamour. Claro que con el amor que destila cada engranaje de la cámara por él, lo raro sería que hubiese salido mal. Cada vez que aparece en pantalla, bastante ligerito de ropa, por cierto, el plano recorre de cabo a rabo su cuerpo, y no se entienda mal esto último. Le acompaña Steve Zahn, un actor de todos conocido, y que encarna un alivio cómico bastante efectivo y sin hacerse repelente.

También está William H. Macy, casi como el mejor de todo el reparto (gracias a la providencia siempre cubierto por ropa), Lambert Wilson, encasilladísimo en papeles de francés, y una pléyade de comparsas desconocidos que evidencian la baratura de esta película. Barata no sólo por el reparto, barata sobre todo por el guión, la puesta en escena, la fotografía, el vestuario, etc., etc. Hablando de vestuario hay un momento en el que a la pobre Penélope Cruz le ponen un sayón azul, que le queda como dos bofetadas, una en cada carrillo. Pero tampoco se nota, porque la propia Penélope Cruz resulta en todo el conjunto como una bofetada mal dada. No es que esté mal, que no lo está, y se nota que la mujer hace sus esfuerzos, pero parece como implantada desde un planeta de otra galaxia. Carece de la gracia y apostura que suelen tener las actrices en estas producciones, y en algunas secuencias incluso no sale muy favorecida. Su papel además es el peor tratado con diferencia. Los guionistas debían de estar cansados cuando le llegó el turno a la Doctora Eva Rojas, y nos presentan a una doctora sin un átomo de buen juicio.

Dos tramas bastante opuestas (parece que el guión estuviera escrito al alimón por J.J. Benítez y el miembro más paranoico y pesimista de Greenpeace) que se intercalan y entremezclan, con el problema de las guerras fraticidas de África de fondo, no han sido lo bastante resultonas como para despojar a "Sáhara" de este tufazo a telefilme. Con todo, las películas de aventuras siempre son bien recibidas en la casa del cinéfilo de pro. Una conminación antes de la recomendación: Penélope sigue llevando tilde aunque sea en una producción americana. Ahora sí: recomendada para isotérmicos.

Puntuacion