Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Mr 3000

Duración

104min

Dirección

Charles Stone III

Guión

Eric Champnella, Keith Mitchell

Reparto

Bernie Mac , Angela Bassett, Michael Rispoli, Brian J. White, Paul Sorvino.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de A tres golpes de la fama
Autor: sensillo
Fecha: 03/05/2005.
Póster A tres golpes de la fama

A tres golpes de la fama

Digerido por sensillo

Blanda comedia al servicio del cómico televisivo Bernie Mac, por lo visto muy conocido en USA aunque por aquí su nombre no parece que abra muchas puertas. En cualquier caso, se trata de un producto de consumo local del que ignoro qué clase de circunstancias y aventuras han podido llevar a su distribución internacional como paso previo a alegrar la programación televisiva de la sobremesa.

El protagonista es un jugador de baseball egoísta y prepotente que deja tirado a su equipo al retirarse de manera abrupta – y sorpresiva, como dirían nuestros comentaristas deportivos- tras inmortalizar su nombre al conseguir tres mil puntos en su palmarés. Nueve años después, y ya rozando la cincuentena, se descubre un error en el tanteo que lo deja a tres puntos por debajo del mágico numero, por lo que decide volver a competir para zanjar el asunto.

“A tres golpes de la fama” es una película muy americana, de esas que tanto disgustan al público cosmopolita, tan amigo sin embargo de otros folclorismos. Esto es así no sólo por tener como telón de fondo el baseball, ese bárbaro e incomprensible deporte en el que los contendientes, armados con palos, escupen al suelo. “A tres golpes de la fama” sería igualmente americana aunque la protagonizase un torero jubilado de vuelta al ruedo. En primer lugar por lo edulcorado del producto. La película europea parece más destinada a incomodar al espectador, para despertar su conciencia de clase, aumentar las ventas de cuajada o qué sé yo. Si no me creen, hagan un repaso a la lista de películas europeas destinadas al consumo familiar y hagan cuentas. En segundo lugar, ésta es una historia de superación personal, mientras que lo propio de nuestra excepción cultural es narrar la decadencia de alguien que se entierra en un pozo.

Al margen de estas consideraciones, no se crean que el público a quien va dirigida rendirá tributo a esta película en años venideros. Es un entretenimiento destinado a pasar una siesta sin sobresaltos, para ser olvidado a la hora de la cena. Una nadería de efectos soporíferos con las habituales limitaciones y falta de audacia de las películas hechas a la medida de una celebridad.

La moralina de la película hace hincapié en la importancia de trabajar en equipo, y lo placentero que resulta abandonar el ombligo propio para recoger frutos en otros horizontes. La producción resulta estar totalmente empapada de esta filosofía, y tanto el equipo técnico como el artístico se empeñan en hacer un trabajo honrado y profesional, pero sin ningún interés en salir en los títulos de crédito, ni en presumir delante de los amigos por haber participado en esto.

En definitiva, un “dramedia” insulso y carente de interés, que no logra brillar entre las miles de películas de muy similar factura a fuerza de no intentarlo.

Recomendada a quienes pierden el tiempo incluso leyendo el spam de la viagra. Puntuacion