Ficha

País

USA

Año

1995

Título original

Se7en

Duración

127min

Dirección

David Fincher

Guión

Andrew Kevin Walker

Reparto

Brad Pitt, Morgan Freeman, Gwyneth Paltrow, Kevin Spacey.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Seven
Autor: sensillo
Fecha: 06/05/2005.
Póster Seven

Seven

Digerido por sensillo

Tras "El silencio de los corderos" una oleada de psicópatas invadieron las pantallas de los cines, haciendo de esta clase de thrillers un género bastante representativo de lo que eran las carteleras en los años 90. “Seven” fue una de las réplicas que mejor suerte corrió en taquilla, éxito apoyado en gran sin duda por un reparto que estaba en su mejor momento de popularidad. Por cierto, ¿alguien sabe qué es lo que pasó con Kevin Spacey, que tras “American Beauty” no consigue llevar al cine más que a sus familiares más directos? A ver si con el nuevo Superman vuelve a levantar cabeza.

La película fue muy sobrevalorada en su momento, y aún hoy en día hay quien insiste en que es buena. Ocurre que David Fincher no acapara grandes virtudes como realizador, pero las pocas que tiene las administra con gran efectismo y en ocasiones consigue causar impacto en mucha gente.

El psicópata de “Seven” aspira a su momento de gloria castigando de manera ejemplar a siete representantes de los pecados capitales. Tras su pista corre una pareja de policías: idealista e impulsivo uno, sabio y pragmático el otro. La película se centra en sádico montaje del psicópata más que en la caza del asesino, descuidando en gran manera la trama de investigación resuelta con una tontería de muy poca credibilidad. El meollo de la cuestión reside en la truculencia de los asesinatos, lo que nos puede dar una idea bastante aproximada de cuan vacía esta película puede llegar a ser.

Pese a que el personaje del malvado no aparece hasta el tramo final, es el auténtico protagonista y quien empuja la historia hacia delante. De hecho, la resolución de la película está hecha a su medida. La parte protagonizada por la pareja de detectives hace de relleno y apenas sí de apoyo, con un ritmo bastante irregular y haciendo no pocas trampas. La clásica y manida relación de antagonismo entre el joven y el maduro que se establece entre ellos es, si bien algo poco llamativo, lo mas entretenido de la película.

Tiene todo el filme un tono plomizo y un aspecto que recuerda a algunos trabajos de Ridley Scott. Hay, de hecho, una escena de persecución bajo la lluvia que parece casi copiada de otra de “Blade Runner”. Es un trabajo en el que se nota la experiencia de David Fincher adquirida durante su etapa de director de video clips, pero manteniendo estos recursos de manera muy sobria, sin recurrir a exagerados trucos para llamar la atención. De esto último se encarga, como ya quedó dicho, lo efectista del guión.

“Seven” es muy redundante, y hasta el final de la película asistimos a una serie de macabros asesinatos donde la única intriga consiste en ver de que bizarra manera estará ejecutado el siguiente. En la conclusión nos encontramos con un guión con serios problemas para articular la narración de manera fluida, así que acabamos encontrando de relleno al malvado de la película casi monologando para expresar su punto de vista. Si en algo podría haber acertado este perturbado personaje, es en su intuición de que hasta las ideas más cínicas y perversas tienen cabida en los medios de comunicación. Aquí tenemos un ejemplo, si bien en este caso la intención no es hacer apología de nada, sino la de provocar a un público fácilmente impresionable.

Para quien guste de las cochinadas perversas, mejor les emplazo a ver “Old Boy” o cualquier otra similar de la nueva hornada de cine oriental, que esos sí que tienen tela. Para todos los demás, sencillamente, no se perderán nada sustituyendo esta película por una sesión de calceta, por más que les digan.

Recomendada para el gentío que siempre se queda mirando tras los accidentes automovilísticos. Puntuacion