Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Star Wars III: Revenge of the Sith

Duración

140min

Dirección

George Lucas

Guión

George Lucas

Reparto

Hayden Christensen , Ewan McGregor, Natalie Portman, Ian McDiarmid, Frank Oz

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Star Wars III: La venganza de los Sith
Autor: sensillo
Fecha: 2005-05-17.
Póster Star Wars III: La venganza de los Sith

Star Wars III: La venganza de los Sith

Digerido por sensillo

A la tercera va la vencida. Se han confirmado los rumores de que La venganza de los Sith iba a ser la precuela buena, después de tanta decepción. Paradójicamente, también ha sido la que de alguna manera más se ha apartado del espíritu de la trilogía original, siendo la única que no ha recibido la calificación de apta para todos los públicos. Ha sido un proyecto mucho más mimado por George Lucas que los dos anteriores, y casi todos lo hemos agradecido.

La venganza de los Sith recupera el sentido del espectáculo que palidecía en los dos primeros episodios, y consigue mantener al público enganchado a la butaca desde la primera secuencia. Pero sobre todo, mantiene la tensión en las escenas en las que no hay duelos de sables ni saltos con tirabuzón. La película ya no es un mero pretexto para insertar unos cuantos videos propios de consolas de última generación, sino que realmente es una revisión del universo de La guerra de las galaxias en la que realmente hay cosas que aportar.

Las aventuras de Luke Skywalker y Han Solo eran muy divertidas. Ni siquiera el genocidio de los alderaanianos ni el drama social de Luke siendo víctima de la violencia doméstica por parte de su autoritario padre, oscurecían gran cosa el tono general de la serie. La caída sin remedio de Anakin en el episodio III, sin embargo, es algo muy distinto. Llega uno a pasarlo mal, mientras disfruta como un enano en la butaca del cine. Y ello a pesar de que todos sabíamos cómo iba a acabar la historia. Definitivamente, ha sido una astuta jugada envolver La venganza de los Sith bajo la forma de tragedia, no exenta de cierta audacia.

Para confirmar la mayor madurez de esta película, fijémonos también en que tiene un contenido un poco más denso y, sobre todo, con un grado de inocencia y candidez mucho menor que La guerra de las Galaxias. Lo cual no quiere decir que sea ni mejor ni peor.

El aspecto más flojo de la película es seguramente el apartado de conspiración política en el senado galáctico, que arrastraba de los dos capítulos anteriores. Afortunadamente, en esta ocasión aparece ese tema más difuminado, y como buen indicio de ello está el hecho de que en el prólogo inicial no aparezcan esta vez las páginas del periódico contándonos las negociaciones de Perpignan. El peso de la historia recae sobre unos personajes dibujados con un trazo firme que difícilmente podrán resultar indiferentes, y la acción en ningún momento se permite desviar la atención sobre lo accesorio.

Incluso la dirección de actores ha estado mucho más acertada, y Hayden Christensen consigue meterse en la piel de Darth Vader. Para que todo funcione bien, tenemos de villano a un Emperador Oscuro que nunca antes había lucido tan infame en su oscuridad, quizás antes eclipsado por el arrollador carisma de su lugarteniente.

Ahora que ya han prometido cerrar la saga, con la excepción de subproductos para la televisión, reafirmo El imperio contraataca como mi preferida, a título personal. Quizás porque añore esa inocencia que apuntaba antes, y que tan poco se prodiga últimamente en las pantallas. La venganza del Sith en cualquier caso, con una mirada diferente, no avergüenza en absoluto la franquicia.

Recomendada a todos a quienes les gusta decir “Que te vas a caer, que te vas a caer...¿Ves? Si ya te decía yo que te ibas a caer”. Puntuacion