Ficha

País

USA

Año

2002

Título original

Star Wars II: Attack of the Clones

Duración

143min

Dirección

George Lucas

Guión

George Lucas

Reparto

Hayden Christensen, Ewan McGregor, Natalie Portman, Christopher Lee, Frank Oz

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Star Wars II: El ataque de los clones
Autor: sensillo
Fecha: 18/05/2005.
Póster Star Wars II: El ataque de los clones

Star Wars II: El ataque de los clones

Digerido por sensillo

Tres años después se cumplía la amenaza fantasma de George Lucas, que es hombre de palabra, y volvía a las andadas con una nueva entrega de ese lucrativo invento que resultaron ser las precuelas.

Casi todos los seguidores recibieron con alegría la buena nueva de que el personaje de Jar Jar Binks encontraba reducida su presencia para ser poco más que un figurante, pero en realidad la principal mejoría con respecto a su predecesora es la de tener un ritmo algo más ágil. La estructura del guión se parece mucho a las primeras películas de la saga, con una trama secundaria que se entrelaza con la historia principal. Resulta más entretenida y menos cansina de ver que “La amenaza fantasma” aunque, la verdad sea dicha, no es nada de otro mundo pese a transcurrir la acción en una galaxia muy, muy lejana.

Hay para el ojo más despierto multitud de referencias a las otras películas y, en general, una miríada de pequeños detalles que es posible que hagan las delicias de esos absurdos fanáticos que tanta importancia dan a trivialidades absurdas, y que derrotarían al propio Lucas en un concurso de conocimientos sobre el mundo de Star Wars. También será todo un festín para los aficionados a los efectos digitales, qué podrán ver todo lo que esta nueva técnica es capaz de hacer, pero también verá lo que aún está fuera de su alcance. Si en esta película sale alguien silbando, es sin duda porque el equipo técnico de la película ha conseguido ese efecto usando un ordenador. Posiblemente hubiera quedado mejor un silbido al natural, pero así son las cosas.

El tema principal de la película es la historia de amor de Anakin Skywalker con la reina, o senadora, o concejala Amidala, que ya no sabes uno qué cargo ocupa dentro de su monarquía electiva. Falla estrepitosamente la elección de Hayden Christensen entre cientos de millones de candidatos. Raro me parecería no poder encontrar alguno mejor sin salir de mi barrio. Es mejor no intentar imaginar bajo el casco del terrible Darth Vader, con el universo a sus pies, la cara de un niño caprichoso, enfadado porque le han castigado sin postre. Unos diálogos particularmente poco inspirados terminarán por hundir hasta el fondo el personaje, de manera que es comprensible que se acerque al lado oscuro, donde menos le vean.

Por su parte, Ewan McGregor se dedica a perseguir a un cazarrecompensas asesino que parece empeñado en ser capturado y poner al jedi tras la pista del malo.

Aún siendo más entretenida que su antecesora, “El ataque de los clones” profundiza en sus errores. La orden jedi deja de ser esa misteriosa y lejana hermandad de caballería andante para convertirse en algo parecido a un cuerpo funcionarial al servicio de la burocracia de Coruscant. La admisión de Anakin, por enchufe después de haber fallado el examen psicológico, no nos evoca por cierto un escenario más allá de las estrellas. En lugar de épica y fantasía, hay politiqueo y conspiración.

Tiene “El ataque de los clones” un villano carismático, nada menos que Christopher Lee, inexplicablemente infrautilizado. Es ocioso mencionar el peso que tuvo en las primeras películas de “La guerra de las galaxias” un malvado que llenaba la pantalla con su presencia. El tiempo que de rácana manera le dedican al Conde Dooku apenas sí le llegaría para poder anunciar postres lácteos, y cierran de manera torpe muchas interesantes posibilidades que en algún momento u otro se llegan a insinuar en el guión.

Recomendada a jedis destinados a tareas administrativas. Puntuacion