Ficha

País

USA, Francia, UK, Hong Kong

Año

2005

Título original

Unleashed

Duración

102min

Dirección

Louis Leterrier

Guión

Luc Besson

Reparto

Jet Li , Morgan Freeman, Bob Hoskins, Kerry Condon, Vincent Regan

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Danny the dog
Autor: malabesta
Fecha: 2005-06-01.
Póster Danny the dog

Danny the dog

Digerido por malabesta

“Danny the dog” es una coproducción entre Francia, Inglaterra, USA y Honk Kong. Curiosamente, conociendo estos cuatro países uno puede automáticamente clasificar y hasta imaginar cómo es la película.

Danny (Jet Li) es un matón que vive esclavizado de manera inhumana (llegando incluso a llevar collar de perro) a las órdenes de Bart (Bob Hoskins), un prestamista de poca monta, que ve la salida de su miserable vida cuando descubre el típico circuito de peleas ilegales (a muerte, por supuesto) en el que Danny le puede hacer ganar mucho dinero. Lástima que Danny se escape y se encariñe con un afinador de pianos ciego (Morgan Freeman) y su hija (Kerry Condon). La cosa anda a medias entre el cine de peleas americano, las películas sobre el underground inglés y el enésimo producto rápido de Honk Kong; fórmulas de éxito garantizado (y mejor que moderado), que alguien con la visión comercial de Luc Besson, que se encarga del guión y de poner el dinero, ha sabido unir.

Lo más destacable de la película es, curiosamente, la interpretación de Jet Li. Lejos de sus papeles habituales (incluso en “Hero” su mejor película, su papel no pasa de ser casi narrativo), en los que sus logros se miden en metros de altura, esta vez su encarnación de Danny, un matón (al estilo de Honk Kong, se entiende) no muy listo y bastante infantil, sin mucho conocimiento de la sociedad pero en el fondo bueno es casi ideal. Sin duda la poca expresividad intrínseca a la cara de Li, su no muy buena dicción y su aspecto aniñado (que tiene más de cuarenta años, ahí donde lo ven) le ayudan bastante. Es algo como “Greystoke” fue para Christopher Lambert.

El resto de los actores hacen honor a sus nombres: Bob Hoskins encarna muy bien al vicioso y maledicente delincuente con ínfulas de personaje de Tarantino, y Freeman pone esa cara de buena persona que sólo él sabe poner. Nada que no hayamos visto alguna que otra vez, pero al fin y al cabo poca gente puede hacerlo mejor.

La dirección es bastante similar a lo que nos tiene acustumbrado Guy Ritchie, ese aspecto sórdido y oscuro del underground acompañado con esos montajes rápidos; estas similitudes se extienden a muchos de sus personajes, especialmente a Bob Hoskins y sus secuaces. Las peleas no destacan por su brillantez, nada original y en general mucho peores que cualquier otra película de Li, pero como no son el centro de la historia pues no es tan molesto.

En fin, una película entretenida que no defraudará a todo aquel que no le pida peras al olmo. Recomendada para todos aquellos que no tengan fe en el sistema educativo.

Puntuacion