Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Elvis has left the building

Duración

85min

Dirección

Joel Zwick

Guión

Mitchell Ganem, Adam-Michael Garber

Reparto

Kim Basinger, John Corbett, Annie Potts, Sean Astin, Mike Starr

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Love me tender
Autor: malabesta
Fecha: 25/06/2005.
Póster Love me tender

Love me tender

Digerido por malabesta

"Love me tender" es la inclasificable película capaz de reunir a Kim Bassinger, Sean Astin, John Corbett, Angie Dickinson, Tom Hanks, Denise Richards y hasta el mismísimo Pat Morita. Y todo ello para hablar de imitadores de Elvis… Dice la película, esperemos que equivocadamente, que de seguir la tendencia actual, en 2014 uno de cuatro terráqueos será un imitador de Elvis.

En fin, la historia en sí es bastante surrealista: Kim Bassinger da vida a Harmony Jones, una vendedora de maquillaje Pink Lady que de niña conoció a Elvis y desde entonces le reza todas las noches. Un buen día sufre una pequeña crisis vocacional, y desde entonces aquel imitador del Rey que se cruza en su camino sufre la más horrible de las muertes, cosa que parece turbar un poco su existencias. En estas y aquellas se encuentra a Miles Taylor (John Corbett), al que su ex-mujer obliga a acudir a un concurso de imitadores (adivinen de quién) para llevarle los papeles del divorcio. Por supuesto, se encuentran. La verdad es que al mayor defecto del guión es que no es ni una cosa de otra… intenta mezclar la comedia negra, la comedia romántica, la comedia estilo ZAZ y otras muchas, pero al final termina por no hacer gracia, a pesar de que se ve que a Michael Ganem y a Adam-Michael Garber imaginación no les falta.

La verdad es que los personajes, más allá de sus peculiares vidas y circunstancias, no están mucho más desarrollados, por lo que los actores poco pueden hacer. Kim Bassinger está correcta, John Corbett también (aunque parece que va al mismo sastre que Bertin Osborne), pero poco más. Eso sí, aquellos que disfruten encontrado cameos y homenajes, se pondrán contentos. Miríadas de cantantes y actores pasean por esta película, generalmente disfrazados de Elvis.

La dirección es bastante gris, y lo único que se puede resaltar es el tratamiento, más que evidente, de los colores para los flashbacks de la infancia de Harmony, que se desarrolla por allá por los 60, y por lo tanto emula la fotografía de las películas de la época. Lo demás, meter música de Elvis por todas partes, y algún que otro vídeo promocional de Las Vegas que nos intentan colar para tener contentas a las autoridades del lugar, que supongo que amablemente han dejado rodar allí.

En fin, una película bastante floja, sólo recomendable para aquellos que disfruten de las patillas y del pelo en pecho, pero no se confundan, nada de fanes de Camarón. Puntuacion