Ficha

País

USA

Año

1950

Título original

Sunset Blvd.

Duración

110min

Dirección

Billy Wilder

Guión

Charles Brackett, Billy Wilder

Reparto

William Holden, Gloria Swanson, Erich von Stroheim, Nancy Olson, Fred Clark

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El crepúsculo de los dioses
Autor: bronte
Fecha: 03/07/2005.
Póster El crepúsculo de los dioses

El crepúsculo de los dioses

Digerido por bronte

Si existe una película que debe residir en el archivo mental de un cinéfilo de verdad, esa es "Sunset Boulevard", también conocida como "El crepúsculo de los Dioses". No sólo por estar considerada una de las mejores películas de la historia, apreciación que honestamente comparto, sino por tratar del mismo mundo del cine. De sus entresijos, sus miserias, sus escenarios y de su historia en definitiva. No era la primera vez que Hollywood se plasmaba a sí mismo detrás de las cámaras (Recordemos "Ha nacido una estrella"), ni por supuesto sería la última (no hay más que citar "El juego de Hollywood"), pero desde luego ninguna película ha sido capaz de retratar los residuos de la Fábrica de Sueños con la magnificencia, tragedia, trascendencia, humanidad, estética y plástica de "El crepúsculo de los Dioses".

La historia a grandes rasgos es la que sigue: Hollywood. Un guionista fracasado, huyendo de los acreedores, va a dar a la mansión de una antigua estrella del cine mudo. Allí, sin un centavo en el bolsillo, se convertirá en el "mantenido" de la actriz, quien aún cree vivir en un tiempo de esplendor hace muchos años acabado por la llegada del sonoro. La tragedia acaba cerniéndose sobre unos personajes que intentan triunfar o volver a triunfar en el mundo del celuloide (el que al mismo tiempo acaba destruyendo sus vidas), dando lugar a una de las escenas finales más impactantes de la historia del cine.

Uno de los rasgos más sobresalientes de esta película es su utilización de la realidad inserta en el propio metraje, convirtiéndola en una metáfora de sí misma, lo que no deja de ser un rasgo de genialidad. Por ejemplo, el título en inglés "Sunset Boulevard", es el nombre de una famosa calle de Los Ángeles, y al mismo tiempo significa "El boulevard del ocaso", que es justamente el tema de la película. Se puede decir que "El crepúsculo de los Dioses" está a medio camino entre la ficción y el documental. La actriz encargada de dar vida a Norma Desmond, Gloria Swanson, tiene el mismo recorrido vital que su personaje: superestrella del cine mudo que vio como su carrera desaparecía con la llegada del sonoro. Erich von Stroheim, quien dirigió a Gloria Swanson en películas como "La Reina Kelly", interpreta aquí al mayordomo de la diva, con la que mantiene una relación que no desvelaré. En la escena del juego de cartas aparecen otras viejas glorias del cine mudo, tanto en la película como en la realidad (Buster Keaton, H. B. Warner, Anna Q. Nilsson). Norma Desmond espera que el propio Cecil B. DeMille dirija su nueva película, y así podemos ver en "Sunset Boulevard" a DeMille dirigiendo la auténtica "Sanson y Dalida". Huelga decir que Cecil B. DeMille también dirigió a Gloria Swanson en sus tiempos. Podemos ver a Hedda Hopper, la cotilla oficial de Hollywood junto a Louella Parsons... Y sobre todo podemos ver los Estudios de la Paramount, tal y como eran.

La película refleja tres mundos diferentes. Por un lado el de Norma Desmond, el juguete roto de Hollywood que prefiere vivir en una realidad paralela antes de reconocer que ya nadie la recuerda. El mundo de Joe Gillis, interpretado por William Holden, un guionista que ha fracasado antes de triunfar, la historia del 99% de los artistas que se trasladan a Hollywood. Y el mundo de Betty Schaefer, la joven e inocente guionista que aún cree que el triunfo acontece a cambio de nada. Y en torno a ellos tres, muchas vidas destruidas. Y una trama sobrecogedora sobre sueños, ambiciones, dominios, sumisiones y amor. Amor de muy diferentes tipos, pero amor al fin y al cabo en un ambiente más que enfermizo.

Erich Von Stroheim interpreta a un personaje que recuerda al Profesor Rath de "El ángel azul" (no hay que olvidar que Billi Wilder era alemán, así que es bastante cercana la referencia a la novela de Heinrich Mann). William Holden, conocido por "La espalda" (y quien tenga dudas que revise "Picnic"), es un actor de una solidez física e interpretativa difícilmente encontrable en el cine de hoy en día. Su cinismo y desencanto conjugan a la vez con la compasión y el atisbo de ilusión que aún queda en su personaje. De Gloria Swanson poco se puede decir más que en esta película nos ofreció parte de las mejores imágenes de la historia del cine. Sus manos como garras apresando a Joe Gillis durante todo el metraje, la manera en que se mira en los espejos, y esa última bajada por las escaleras "ready for her close-up"... Gloria Swanson retoma el estilo interpretativo del cine mudo para crear un retrato patético no sólo de su personaje, sino del propio cine (y del mundo del arte en general), autofagocitándose y autodespreciándose en cada nueva temporada...

Poco hay que decir de la dirección de Billy Wilder que ya no se sepa, estando considerado, también en esta página, como uno de los mejores directores de la historia. Su talento y capacidad innovadora también son obvios en este filme, en el que por primera vez en la historia del celuloide, la trama es narrada en flash-back por un muerto, lo que da lugar a la magnífica toma de la piscina, celebérrima asimismo, técnica y conceptualmente. Pero si sobre algo quisiera recomendar atención en esta película es en los diálogos, tan emocionantes y estilizados. De "Sunset boulevard" es una de las mejores líneas de diálogo de la historia, no sólo por lo rotundo de su sintaxis, sino por cómo en unas cuantas palabras es capaz de retratar no sólo la psique de todo un personaje, sino su propia biografía y la propia historia del cine. "¡Aún soy grande; es el cine el que se ha hecho pequeño!"

Apuntar finalmente que sobre esta película Lloyd Webber compuso un musical de idéntico título en inglés, que yo tuve la suerte de ver, que era magnífico a nivel escénico y musical y que sin embargo poco éxito tuvo, aún no se entiende por qué. En todo caso, película recomendada para gente que sabe lo que es bueno.

Puntuacion