Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Guess who

Duración

106min

Dirección

Kevin Rodney Sullivan

Guión

David Ronn, Jay Scherick

Reparto

Bernie Mac, Ashton Kutcher, Zoe Saldana, Judith Scott, Hal Williams, Kellee Stewart

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Adivina quién
Autor: bronte
Fecha: 08/07/2005.
Póster Adivina quién

Adivina quién

Digerido por bronte

Me pregunto si esta película no será perseguible de oficio. Porque titular este filme "Adivina quién" en clara referencia al clásico "Adivina quién viene a cenar esta noche" (con la que comparte el nudo argumental), debe de estar contemplado en alguna parte del código penal. Si en la original de 1967, Spencer Tracy y Katherine Hepburn descubrían que su rubia hija se había comprometido con un afroamericano, dando lugar a una agridulce reflexión sobre los prejuicios sociales, en "Adivina quién", Ashton Kutcher, es el pálido prometido que viene a distorsionar la negra calma.

Tampoco hará falta un master en bioastrofísica para notar que "Adivina quién viene a cenar esta noche", no es la única fuente de donde bebe este globo desinflado, porque también copia generosamente las premisas de "Los padres de ella", lo que mirado con distancia podía haber dado un buen resultado. Pero mirado ya dentro de la sala de cine, el resultado es todo menos bueno. Esta mezcla entre comedia familiar con abundante slapstick, más tímido discurso sobre la problemática de las parejas interraciales, fastidiará la digestión a todo hijo de vecino.

Serán los principales damnificados: los que busquen una película que diga algo, porque básicamente no dice nada; los que busquen una película de humor, porque tiene muy poca gracia; y los que busquen una comedia romántica, porque la unión entre Ashton Kutcher y Zoe Saldaña, diga lo que diga el guionista, debía de tener más que ver con la razón de estado que con el amor. Por lo menos eso se deduce de sus caras.

Lo peor, sin embargo, la estructura. Tan predecible y gastada que es posible que hayan plagiado el guión de algún otro producto similar, cambiando tan sólo los nombres de los personajes. Hasta los más intelectuales podrán adivinar de principio a fin cuál es la siguiente secuencia y hasta se les ocurrirán gags que hubieran funcionado mejor que los presentes en el filme. Me pregunto si sería factible escribir una "crítica tipo" para estas películas en la que sólo hubiera que cambiar el reparto y el título. Posiblemente saldría más a cuenta. Es curioso imaginar qué puede llevar a un grupo de profesionales, se supone solvente, a crear un engendro con tan poco interés, con un tema que da para tanto. De todo el pastiche, como reseñable, solo se salva el hecho de que en este caso la familia dominante es negra, lo que no se sabe si es un signo del cambio de los tiempos, una hábil treta para explotar el mercado afroamericano, o la constatación de que el racismo tiene muchos padres.

Los actores son Bernie Mac, por todos conocido al ser uno de los once o doce de Ocean, y cuya misión en esta película es poner un ojo mirando para Cádiz y otro para Bilbao en gran parte del metraje, y Ashton Kutcher que bueno, esta ahí, y que destaca mucho en las escenas de noche. No creo que este trabajo suyo sea siquiera apreciado por adolescentes hiperhormonadas. El resto del reparto es, definitivamente, olvidable incluso mientras se esta viendo el filme, lo que puede llegar a ser perturbador (pero más divertido que la película). Un largometraje con un humor tan blanco y tan malo, que parece que por ahí estuvo la mano negra del Ku Klux Klan de los guionistas. Procedente solo en dvd para un sábado aburrido.

Recomendada para daltónicos singulares.



Puntuacion