Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

A Different Loyalty

Duración

96min

Dirección

Marek Kanievska

Guión

Jim Piddock

Reparto

Sharon Stone, Rupert Everett, Julian Wadham, Michael Cochrane, Ann Lambton, Jim Piddock

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Tercera identidad
Autor: bronte
Fecha: 16/07/2005.
Póster Tercera identidad

Tercera identidad

Digerido por bronte

Qué mala es ella, qué malo es él, qué malo es el guión, qué mala es la ambientación, qué mala es la dirección y qué mala es la película. Tiene bemoles que un filme que empieza con el terrorífico aviso de "basado en hechos reales" resulte tan insultantemente inverosimil. Aunque ya deberíamos estar sobre aviso, porque ¿qué cosas se pueden esperar en una película de Sharon Stone? Escenas supuestamente tórridas de una ridiculez suma. Y, ¿cosas que se pueden esperar en una película de Rupert Everett? Que su personaje sea homosexual o por lo menos haya sombras de sospecha. Pleno.

"Tercera identidad" trata sobre el caso real de un espía británico que en realidad era un agente del KGB. Y aquí se impone el siguiente razonamiento y la siguiente interrogante: Identidad 1-espía inglés, identidad 2-espía soviético; y ¿cuál es la tercera identidad?. Mantengámonos en la ignorancia sobre la identidad de los traductores del título. Mientras es un respetable ciudadano británico, básicamente se dedica a meter mano a Sharon Stone, a la que le podemos ver el liguero, el refajo y los pololos en repetidas ocasiones. También los pechos o senos. La mejor ocasión y en que más viene a cuento vérselos, es cuando Sharon está en bata, discutiendo con el traidor, y mientras le grita: "Durante todos estos años quién te ha importado más ¿yo o el partido comunista?" siente la irremediable necesidad de abrirse la bata tipo el increíble Hulk, dejándo las pechugas al aire. A mí todos estos detalles me hacen reflexionar mucho sobre el carácter de arte y ensayo de la película.


En la primera mitad del filme, Sharon llora mucho porque ante la súbita desaparición de su marido no sabe si ha muerto o si lo han abducido los extraterrestres. Cuando por fin se confirma que es un doble agente y que está en Moscú más contento que unas pascuas, Sharon sufre mucho por como la desprecia la high society; también sufre mucho por el acoso del MI6 y de la CIA. En la segunda mitad del filme, se traslada a Moscú, y aquí tenemos a la parejita viviendo en un pisito que ya querrían los damnificados de la Ministra Trujillo. Y lo mejor de todo, viene otra señora que pasaba por ahí y le dice a Sharon: "Ya verás qué tiendas tan bonitas han abierto en Moscú". En ese momento creí haber pasado finalmente a un universo paralelo. Se ve que finalmente contrataron a alguien que supiera algo del tema ambientación, y en el segundo viaje de la bella a Moscú, ya la sacan haciendo cola para comprar el pan o algo así.

Sharon quiere que su marido vuelva a Occidente porque en Moscú se vive de pena y tiene que ir con unas zapatillas de felpa de la señora Paca. Rupert no quiere volver porque está seguro de que el comunismo es chupiguay y que si no funciona en ningún sitio es porque es incorrectamente aplicado por necios incompetentes y no porque simplemente no funcione. A Sharon no le gusta tener micrófonos escuchas en su casa de la Plaza Roja; Rupert está encantado porque así lucha por un mundo mejor. Sharon se mete en el negocio sucio del contrabando de pinzas de depilar importadas desde USA y así logra lucir siempre perfecta. Rupert toca el piano con dos dedos. Los diálogos también son muy bonitos. Si encuentran alguno reseñado por ahí, avísenme.

Resumiendo, la película ni trata de política, ni de amor, ni de historia ni de los pitufos. Así que no le veo interés posible. Es la nada total. Y en malo. Pero no quiero acabar esta crítica sin decir que siento sincera ternura por todas aquellas personas que puedan encontrarle algún tipo de atractivo físico a Rupert Everett. En mi humilde opinión siempre ha sido bastante feo, pero es que lo de esta película es de juzgado de guardia. Rogaría nadie me lo discutiese sin haber antes visionado el citado filme. Recomendada para malditos espías traidores. Y para todo el equipo que se vio implicado en su realización. Que sufran. Puntuacion