Ficha

País

Japón

Año

2004

Título original

Kakushi-ken: oni no tsume

Duración

131min

Dirección

Yoji Yamada

Guión

Yoshitaka Asama, Yoji Yamada

Reparto

Masatoshi Nagase, Takaku Matsu, Hidetaka Yoshioka, Yukiyoshi Ozawa, Tomoko Tabata.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de The hidden blade
Autor: sensillo
Fecha: 17/07/2005.
Póster The hidden blade

The hidden blade

Digerido por sensillo

La nueva película de samurais de Yoji Yamada tras la nominada al Oscar “El samurai del ocaso” llega sin hacer mucho ruido ni deparar muchas sorpresas. Reincide en los mismos temas e incluso muchas situaciones resultarán excesivamente familiares para quienes hayan visto la anterior. A quienes les haya gustado “El samurai del ocaso” y se hubieran quedado con ganas de más, bien se pueden acercar a ver “The hidden blade”, aunque el suyo será un acto de gula.

“The hidden blade” tiene un ritmo narrativo lo suficientemente lento como para que guste al público de gafapasta. Si bien consigue unas escenas estáticas muy bonitas, la imagen no suele colaborar mucho en contar la historia, que avanza más bien recitada por los protagonistas, que son la antítesis del locutor deportivo. Con todo, a pesar de que no construye tampoco un clímax demasiado emocionante, la película conseguirá atrapar a quienes se dejen implicar en las cuitas de los personajes y, en general, a cualquiera que se quede embobado fácilmente ante el exotismo de lo oriental.

Alejada totalmente del colorido espectáculo de imposibles cabriolas que suele exportar el cine de Oriente, “The hidden blade” es una aproximación realista al mundo de los últimos samurais, cuando las armas de fuego empezaban a desplazar a los sables. Al igual que en “El samurai del ocaso”, el escenario vuelve a dibujar la crisis entre tradición y modernidad, dentro del cual se mueve el protagonista buscando ser fiel a sí mismo. Hay además traición, venganza y una historia de amor que encuentra muchos tropiezos. Parece caber de todo a pesar de la poca premura que le imprime el guionista, empeñado en que su película recibiera la calificación de apta para el pabellón de enfermos cardiovasculares.

Tan sobria como la sociedad que intenta reflejar, en “The hidden blade” para lo que no hay lugar es para estridencias. Apenas sí se permite un par de respiros de medida comicidad dentro de un tono general que transpira melancolía.

No tan fresca y, sobre todo, menos cálida que “El samurai del ocaso”, pero no defraudará a los aficionados al género. Sin embargo, habrá que esperar a otra ocasión para comprobar si Yamada es capaz de reinventar su cine o seguirá haciendo una y otra vez la misma película.

Recomendada para los que esconden la mano y tiran la piedra. Puntuacion