Ficha

País

Francia, Alemania, USA, Japón

Año

1999

Título original

Ghost Dog

Duración

116min

Dirección

Jim Jarmusch

Guión

Jim Jarmusch

Reparto

Forest Whitaker, John Tormey, Cliff Gorman, Frank Minucci

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Ghost Dog
Autor: malabesta
Fecha: 21/07/2005.
Póster Ghost Dog

Ghost Dog

Digerido por malabesta

Otra de las siempre peculiares producciones de Jim Jarsmuch, probablemente la mejor que hayamos visto hasta la fecha. De nuevo, al igual que había hecho en “Dead Man walking”, retoca un género clásico en su película, aunque en este caso son dos: el cine de samuráis y el de mafiosos.

Aunque es bien cierto que la película carga más en uno que en otro, pues el mundo del cine de samuráis está mas presente de una manera implícita a través del personaje central y de las numerosas referencias indirectas que a él se hacen, mientras que los tópicos del cine de mafias son los que más o menos hacen que se mueva la historia. La misma es la siguiente: un asesino afroamericano, como se dice ahora, y firme creyente del código y la filosofía samurái llamado Ghost Dog, es el encargado de “sacar la basura” de Louie, un mafioso de segunda atrapado en la red de lealtades que supone el código de la familia, con la que no necesariamente coincide en algunas de sus decisiones. A raíz de uno de estos asesinatos con los que el está en desacuerdo, Ghost Dog expone su cara a la hija del jefe de Louie, lo que acaba por conseguir que ahora el asesino sea el objetivo.

No obstante, aunque la historia es interesante en sí, lo que realmente mueve la película son los personajes, y las relaciones entre ellos y de ellos con el mundo. Ghost Dog es el habitual personaje antisocial de muchas de las películas de Jarmusch seguidor de un anacrónico código de honor, que muy al contrario de la opinión general consiste en poco cortar cabezas y mucha meditación, desprendimento y servidumbre, por lo que no tiene mucho que hacer en el mundo de hoy. Algo así le ocurre a Louie, al que sus lealtades le impiden progresar en la mafia y además se interponen en la relación de él con Ghost Dog. Por otro lado también está el tema recurrente de Jarmusch, las relaciones de las minorías, tanto culturales como étnicas, dentro de la América un tanto WASP en la que tienen que vivir. En este caso se cenra mucho en la supuesta identidad cultural de los afroamericanos, que ademas se recalca con la banda sonora de The RZA, y la omnipresencia del hip-hop tanto a nivel sonoro como visual, en la manera de vestir del protagonista y sus vecinos, por ejemplo.

Aparecen también otros personajes como el heladero haitiano o la niña pequeña que terminarán por ser los únicos “amigos” de Ghost Dog y básicamente sus nexos con la realidad. Curioso hecho es el que uno de ellos no hable ningún idioma común con él.

Por último, el otro motor de la historia, es la introducción de máximas y analectas del “Hagaure” o “Libro de los cinco anillos”, texto clásico japonés que detalla el código y proceder del correcto samurái. A partir de citas de este libro se introducen las escenas, que harán que la historia evolucione. También ayudan a comprender el comportamiento de los personajes, principalmente Ghost Dog. Se agradecen estas pequeñas acotaciones, debido a que muchas veces el cine de Jarmusch tiende a ser un poco confuso para el público no gafapasta, por lo que es mucho más fácil seguir la historia y la evolución de los personajes.

A nivel actoral, destaca Forest Whitaker, que interpreta al poco higiénico samurái; teniendo en cuenta que es un seguidor del código y por lo tanto sus emociones son algo más que escasas, la interpretación no es que requiera demasiado es fuerzo, pero sabe llevar el peso de la película sobre sus hombros. El único que compite con él en importancia es Louie, interpretado por John Tormey también de manera correcta, pero también sin demasiadas alaracas. El numeroso plantel de extras se compone de gente que hace lo que mejor puede hacer: raperos haciendo de raperos (como The RZA) y numerosos habituales de las películas de mafiosos que hacen lo propio aquí.

En fin, una recomendable película recomendada para todos los fans de las palomas. Puntuacion