Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

War of the Worlds

Duración

116min

Dirección

Steven Spielberg

Guión

H.G. Wells, Josh Friedman

Reparto

Tom Cruise, Justin Chatwin, Dakota Fanning, Tim Robbins, Miranda Otto

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La Guerra de los Mundos
Autor: malabesta
Fecha: 2005-07-24.
Póster La Guerra de los Mundos

La Guerra de los Mundos

Digerido por malabesta

Nueva película de Spielberg, que de nuevo arrasa con nuestras pantallas como solo él sabe. Repite también con Tom Cruise; todos sabemos que el tándem nunca perderá dinero, pero además Steven es famoso porque es capaz de ganar dinero y hacer cine de calidad al mismo tiempo, cosa que jamás le perdonaremos en Europa. Eso y que sus películas no son realistas porque no sale Victoria Abril meando.

Es ésta más que un remake de la original de los 50 una nueva versión del libro homónimo de H. G. Wells. Ray Ferrier, estibador en el puerto y padre divorciado y fracasado ha de cuidar a sus dos hijos, Dakota Fanning y Justin Chatwin, durante un fin de semana. Lo que no sabe él es que durante el mismo, el infierno se desatará sobre ellos en forma de extraterrestres malos y de problemas paterno-filiales adolescentes.

A diferencia de muchas películas de genero, no se centra en el personaje que terminará por salvar al mundo, sino más bien en un no muy buen padre de familia, que no sabe muy bien qué está pasando y que sólo se preocupa de salvar a los suyos y a sí mismo. En esto, la película se mueve a dos niveles: por un lado están las peripecias de la familia Ferrier, que componen el núcleo del film. Vemos cómo cambia la relación entre Cruise y sus hijos (que es uno de los grandes temas de Spielberg) y cómo este pasa de la distancia a estar dispuesto a sacrificar su vida por ellos, mientras que a su vez ellos abandonan su actitud de hijos de padres separados que odian a su padre y comienzar a apreciar los esfuerzos, siempre bien intencionados pero casi nunca exitosos, de él. Además también vemos a través de ellos las diferentes posiciones de la gente ante la invasión, desde el horror y temor a la rapiña generalizada hasta el sacrificio por los demás y los infinitos posters con fotos de desaparecidos como los que tantas veces vimos en el 11S/M.

Otro de los temas que toca, de forma nada sutil, es la actitud que percibimos como tan típicamente americana con respecto al derecho a la autodefensa y a la lucha contra el invasor, a través del personaje interpretado por Tim Robbins, cuya aspiración es luchar en solitario contra los invasores y echarlos de su país, etc. Toca también de paso la actualidad política del momento, pues citando a Tim “ninguna ocupación triunfa nunca”; no deja de lado el papel del ejército en la sociedad, tampoco. Pero todos sabemos que el cine de Spielberg es complaciente y comercial, alejado de la temática político-social, como bien nos adoctrina el saber intelectual local.

El otro gran bloque de la historia lo compone la evolución de la invasión extraterrestre, que se nutre mucho más del libro, pero que resulta mucho más insatisfactoria. La historia se comprine a unas pocas noches, lo cual deja la sensación de que está desarrollada a prisa y corriendo, con un final de la invasión que probablemente sea lo peor de la película. Aun así, por estar siempre en plano secundario, tampoco afea el resultado.

Los actores, con la corrección a la que nos acostumbran. Una de las capacidades de Spielberg es poder trabajar con quién quiere (salvo Bardem, claro, pero tampoco creo que le quite el sueño), por lo que el reparto es de primera. Tom Cruise cumple su papel con la habilidad que ha demostrado en películas como “Magnolia”, que se alejan del Cruise de “Misión imposible”, y secundado por la increíble Dakota Fanning le dan la vida y realismo que necesitan unos personajes que podrían resultar de otra manera difíciles de tragar. Destaca también Tim Robbins, que parece que sólo responde a las exigencias de su talla cuando hace de tarado. No deja de ser curioso tampoco que uno de los mayores activistas del panorama actoral estadounidense no dude en ponerse a las órdenes del hombre que se ha convertido en la imagen del Hollywood del comercio y el espectáculo.

En fin, una gran película, recomendada a todos aquelllos que ya estamos esperando por la siguiente de Spielberg. Puntuacion