Ficha

País

USA

Año

2004

Título original

Fat Albert

Duración

93min

Dirección

Joel Zwick

Guión

Bill Cosby, Charles Kipps

Reparto

Kenan Thompson, Kyla Pratt, Shedrack Anderson III, Jermaine Williams, Keith Robinson, Alphonso McAuley

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El gran Alberto
Autor: malabesta
Fecha: 09/08/2005.
Póster El gran Alberto

El gran Alberto

Digerido por malabesta

De esta fiebre de remakes que recorre Hollywood, no se libran ni los dibujos animados. Así que una relativamente desconocida por estos lares serie animada, que responde al mismo título de la película, realizada bajo los auspicios del sí conocido Bill Cosby (que en uno de sus numerosos pluriempleos ponía las voces originales de todos los personajes, y son unos cuantos) conoce ahora una versión de carne y hueso, actualizada además.

La historia es poco sorprendente. En un ya típico en todo el mundo instituto americano, una pareja de hermanas, Doris y Lauri (Kyla Pratt y Dania Ramirez) un tanto inadaptada e impopular la primera y todo lo contrario la segunda, viven sus vidas. Tras no ser invitada a una fiesta de cumpleaños a la que su hermana sí lo ha sido, Doris se agarra una depresión y se pone a llorar delante de la televisión, lo que hace que el gran Alberto (Fat Albert, en original) aparezca en el mundo real para solucionar sus problemas. A partir de ahí, todo trillado. Que si la interacción de los personajes ficticios con el mundo real (incluso llegan a ir a visitar al mismísimo Bill Cosby), que si el típico chuleta de instituto, fiestas, bailes y la típica escena en una tienda de ropa. Nada sorprendente y todo muy trillado. La moraleja de todo, encarnada en la figura de un tío que se refiere a sí mismo como el Gordo Alberto, es que uno tiene que estar orgulloso de lo que es y no dejarse llevar por modas, popularidad, dimes, diretes y demás zarandajas. Todo muy positivo y muy indicado para prepúberes, púberes y postpúberes.

La mayor novedad de la historia, del puño y letra del propio Cosby, es que en lugar de revisiones un tanto irónicas ya típicas (como pudo ser la de “La tribu de los Brady”) de series como ésta, ya un poco trasnochada, se la trata con muchísima dignidad, viendo como incluso personajes tan tremendamente freaks como un tipo que va a todas partes con pasamontañas y otro con bufanda y camiseta de manga corta pueden aún tener validez, pueden hacer aún llegar el mensaje que ya enseñaron a la generación de nuestros padres (si nuestros padres viesen estas películas) allá por los 70. Por lo demás, no hay mucho que rascar en el guión.

Las actuaciones tienen el único mérito de dotar de carne y hueso de una manera bastante fiel a los personajes, un tanto peculiares física y mentalmente, de la serie original. Fat Albert es Kenan Thompson, cómico en alza en Estados Unidos (es el único miembro del Saturday Night Live más joven que el propio programa. Para los que no lo conozcan, de éste ha salido gente como Bill Murray, Jim Carrey, Billy Crystal, los hermanos Aykroyd, los hermanos Belushi… vamos, igualito que el Club de la Comedia, cantera del humor nacional), y para el que suponemos que la película será su lanzamiento a la gran pantalla, pues es su primer protagonista importante. Cabe mencionar también a la muy guapa Dania Ramirez, por las sensaciones que provoca en el público ya entrado en años: por un lado la alegría de ver una buena moza en pantalla y por el otro el alivio de conciencia que uno siente al comprobar que tiene 24 años.

En fin, una película bastante poco brillante, que sólo disfrutarán aquellos que conozcan la serie original, o los fans de Bill Cosby, si es que queda alguno en nuestro país. Recomendada para los Huxtable (leído jástebol). Puntuacion