Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Sin City

Duración

124min

Dirección

Robert Rodríguez, Frank Miller

Guión

Frank Miller

Reparto

Bruce Willis, Jessica Alba, Devon Aoki, Alexis Bledel, Powers Boothe, Benicio Del Toro

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Sin City
Autor: malabesta
Fecha: 2005-08-11.
Póster Sin City

Sin City

Digerido por malabesta

Arriesgada adaptación del cómic homonimo de Frank Miller por Robert Rodríguez. Lo que usted opine de la película variará grandemente de si se conoce o no el cómic original: si lo ha leído y le gusta, probablemente no disfrute mucho de la película, que no deja de ser una adaptación bastante forzada de una obra original muy difícil. Si no conoce el cómic, probablemente además le parezca una castaña.

“Sin City” es la obra que probablemente más fama como autor ha dado a Frank Miller, muy lejos de los cómics que le dieron de comer como “Batman” o “Elektra”, es una obra tremendamente oscura, con un uso peculiar de los colores (básicamente es bicolor en blanco y negro con artistas invitados como el amarillo o el rojo para según que personajes) y un uso extensivo de la voz narradora, muy al uso del cine negro. El problema es que cuando se intenta plasmar esto de una manera muy fiel en la pantalla, no funciona tan bien.

Por un lado la película escoge tres de las múltiples historias del cómic, todas articuladas a lo largo de una serie de personajes y lugares que son más o menos comunes a todas ellas, pero que por no tener mucho más nexo que el hecho de que unos personajes hagan cameos en historias que no son la suya, le dan un aire artificial al conjunto. Por separado resultan muy bien, obra sin duda de Frank Miller, pues están calcadas al milímetro, sólo ligeramente suavizadas. Pero en conjunto no hay manera fluída de unirlas. Además, la contínua referencia a personajes/momentos del pasado que para el que siga el cómic estarán claros, no sólo no ayudan mucho al espectador no iniciado, sino que además amenazan precuela.

Luego está el hecho de que los personajes no son demasiado fáciles, por lo que requieren la intervención de unos maquillajes un tanto esperpénticos que no ayudan a que el espectador se meta demasiado en la película, para ejemplo el de Mickey Rourke, que interpreta a Marv, un excombatiente un tanto ido que tiene una cara que podría estar hecha de ladrillo. Cubierto con todo ese plástico, su interpretación no es mala (o por lo menos no se puede uno dar cuenta). El resto del reparto está razonablemente bien escogido: Bruce Willis interpretando a un policía fracasado es sin duda el mejor de la película, con muchísima diferencia. Tanto por lo bien que le queda el personaje como por lo bien que lo interpreta. Jessica Alba (aunque tremendamente guapa) como voluptuosa stripper no da el pego, al igual que Rosario Dawson como pistolera-dominatrix. Clive Owen tampoco está del todo mal, pero comparte sus planos con Benicio Del Toro, que a pesar de que lleva una nariz postiza que parece un pimiento, roba todo plano en el que se pone. Nick Stahl, a pesar de que tiene uno de los personajes más difíciles y barrocos de la película, resuelve bien el brete. La lista de caras famosas que hay es infinita: Michael Madsen, Devon Aoki, Brittany Murphy, Rutger Hauer, Elijah Wood, Josh Harnett, el mismo Frank Miller y etc, etc. el hecho de que aparezca Rutger Hauer le dará a los que sigan su carrera una idea de la calidad final de la película.

La dirección de Robert Rodríguez no está del todo acertada. En su intento de plasmar la obra de manera fiel, adopta la estética de la misma, haciendo una película en blanco y negro con ciertas estridencias visuales bastante molestas, incluso con ciertos abusos de los efectos especiales que uno no se explica cómo se han colado en algo como esto. Encima está todo rodado en escenarios digitales, lo que no ayuda demasiado a los actores: el resultado es que muchos de ellos actúan de una manera bastante poco segura, no terminan de encajar sobre el fondo, que a la vez aparta bastante la atención del espectador de la historia. No siempre uno puede ver lluvia blanca, sangre blanca, ojos que cambian de color, etc. en medio de una película en blanco y negro, por lo que tanto detalle roba protagonismo a lo realmente importante de la película, especialmente en los numerosos puntos muertos que tiene, que bien podía haber corregido Rodríguez; lo que funciona en un cómic no siempre lo hace en la pantalla de cine, en la que hay gente por ahí, y palomitas en las que fijarse. Especialmente el abuso de la voz en off. Uno puede perfectamente seguir la película mientras se mira los pies, y no perder detalle de la trama.

En fin, una película negra que pudo haber sido grande pero se pierde en su propio vanguardismo. Además, el hecho de que Rodríguez intente acaparar el mayor número de créditos posible (dirige, co-guioniza, monta y compone) no ayuda mucho: la banda sonora es bastante lamentable. Recomendada para los que hayan leído el cómic. Para los que no, uso estas líneas para invitarlos a que lo hagan. Puntuacion