Ficha

País

España

Año

2005

Título original

Ninette

Duración

122min

Dirección

José Luis Garci

Guión

José Luis Garci, Miguel Mihura

Reparto

Elsa Pataky, Beatriz Carvajal, Fernando Delgado, Carlos Hipólito, Mar Regueras, Miguel Rellán.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Ninette
Autor: bronte
Fecha: 15/08/2005.
Póster Ninette

Ninette

Digerido por bronte

Pues una lástima. Porque habrá que reconocer que Garci es uno de los pocos directores españoles que sabe hacer la o con un canuto. También hay que reconocer que es el único que está pasando el trabajo de reconstruir los pequeños detalles de nuestra historia reciente, y con el buen gusto de no sepultarla bajo toneladas de ideología. Lástima que en vez de optar por una versión avispada y pizpireta de este texto, se haya decantado por la más casposa.
Lástima que para conmemorar el centenario del nacimiento de Mihura, Garci haya elegido las dos Ninettes, porque sinceramente, no creo que sean sus mejores obras. Más que nada porque son las que más susceptibles son de envejecer escandalosamente. Claro que tienen una cierta carga de política, y eso en cierta manera puede ayudarle a pasar la aduana de lo hoy en día políticamente correcto. La temática de Ninette habla sobre el exilio, la represión y tantas otras cosas, así que muchos se rechupetearan los dedos, sin llegar a percibir que Monsieur Pierre y Madame Bernarda tienen en su salón los retratos de Lenin y Pablo Iglesias, como quien tiene las estampitas de la Virgen y del Sagrado Corazón. Pero eso ya es de matrícula.


"Ninette y un señor de Murcia" y "Ninette, modas de Paris", presentan a la mujer ideal (de los sesenta). Encantadora, pícara, sensual y seductora, pero aún virgen (!). Alrededor de ese tópico se construyen dos historias en las que la mejor parte está sin lugar a dudas encarnada por los secundarios, a los que el autor ha dotado de divertidos y jugosos diálogos. No olvidemos que Mihura es uno de los creadores del humorismo español, aunque ahora parezca que nunca existió nadie antes que Latre. Esos diálogos también son lo mejor de la película aunque inexplicablemente hayan quedado reducidos a su mínima expresión. Porque si en las obras, la rémora que puede suponer la carga sensual de Ninette está matizada por lo jocoso de todos los que la rodean, en la película de Garci esta característica se convierte en desastre, con tanto empeño en sacarla "sexy". Tal es la intención de mostrar a Elsa Pataky por delante, por detrás, por arriba por abajo, frunciendo los morritos, frunciendo el ceño y frunciendo unas mangas afaroladas, que la película se hace lenta como una agonía en el desierto y repetitiva como un disco rayado. Todo lo picaresco (y lo mejor) del personaje desaparece tras el cuerpo reiteradamente desnudo de una Elsa Pataky lánguida, y probablemente con problemas de hipotensión. Al vuelo de los propios comentarios de la actriz, he de decir que discrepo absolutamente y que yo he visto en el cine pocos desnudos más gratuitos. Está bien que quieran demostrar que la chica era aseada, pero sacarla n veces duchándose, con cortina transparente (faltaría más), parece demasiado.Quizas hubiera llegado con que no fuera rodeada de moscas.

La parsimonia en la narración tan tipica de Garci, le queda a estas comedietas de Mihura como un tiro en los bajos. No era cuestión de hacer "Desmadre a la americana", pero una comedia requiere un poco más de brío y de vida. Claro que "vírgencita, déjame como estoy". Cualquiera aguantaría con gusto el sopor de la primera parte de la película con tal de evitarse el bochorno de la segunda, donde se recrea "Ninette, modas de Paris" (ya teatralmente inferior a la primera obra), y donde, para que se hagan una idea, aparece Mar Reguera subida a una escalera limpiando una estantería. Si esta imagen les ha infundido pavor recordándoles tiempos muy negros, aún les diré más: Carlos Hipolito se la imagina desnuda, y entonces el director nos premia con la misma postura de la ínclita, pero en plan Afrodita A. Garci retoma con gracia torera el destape, mientras el resignado público se tapa los ojos no dando crédito a los mismos. Supongo que a nadie le interesaba encontrarse lo de siempre también en una película de Garci, y lacerantemente, éste ha sido el resultado.

Con parecerme Garci uno de los autores más interesantes del panorama español, por lo menos uno de los pocos que saben lo que es una cámara y una secuencia, temo que en esta ocasión haya patinado gravemente. Su película no es más que un vehículo para lucimiento de una actriz que está en fase comatosa durante todo el metraje, rodeada de una historia que a ratos recuerda lo peor del cine español, y que no parece que hiciera ninguna falta ser rodada. Sobre todo, a raíz de la pobrísima adaptación, que no sólo ha obviado lo bueno, para reseñar lo malo, sino que además está mal hecha. Ambas obras están encadenadas de una manera tosca, Ninette en vez de ser una adorable traviesa es una chica algo desequilibrada, y la historia de Mar Reguera está tan mal hilada que no hay quien entienda esos cambios de humor. Tampoco nadie entienda que ella también tenga que enseñar chicha.

Recomendada para Esteso y Pajares a la hora de la siesta y definitivamente, para todos aquellos que quieran ver desnuda a Elsa Pataky. Puntuacion