Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

The Sisterhood of the Travelling Pants

Duración

119min

Dirección

Ken Kwapis

Guión

Ann Brashares, Delia Ephron

Reparto

Amber Tamblin, Alexis Bledel, America Ferrara, Blake Lively, Jenna Boyd

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Uno para todas
Autor: malabesta
Fecha: 29/08/2005.
Póster Uno para todas

Uno para todas

Digerido por malabesta

"Uno para todas" es el título con el que en España conoceremos a “The sisterhood of the travelling pants”, debido a que tal vez el original no se adecuaba a los gustos del mercado español y había que darle un tono más picantón a una película destinada a un público cuasi infantil o tal vez a que ese día el traductor se levantó especialmente creativo, y se negaba a ser un número más.

El caso es que “Uno para todas” es una película sobre cuatro amigas de dieciséis años que, a las puertas de pasar su primer verano separadas, deciden comprar una prenda de ropa que compartir y que cada una llevará en sus respectivos viajes. Hete aquí la magia y encuentran unos pantalones que traerían la ruina al imperio Inditex: le sientan bien a todas ellas (y son de complexión diferente, vive Dios). El caso es que tan mágico artilugio las acompaña por el mundo: a Lena (Alexis Bledel) a Grecia, a ver a sus abuelos; a Carmen a ver a su padre, del que su madre se ha divorciado; a Bridget en su campamento de fútbol en Méjico y a Tibby (Amber Tablyn) en su trabajo de supermercado, pues se queda en casa. A cada una de ellas le suceden una serie de acontecimientos, para los que los pantalones servirán de catalizador, que básicamente convierten a la película en el equivalente de la promoción 3x2 para moralinas.Cada uno de los cuatro capítulos nos enseña algo sobre la vida: el amor, los sentimientos de pérdida, el miedo a aceptar lo que uno es, y demás, pero sobre todo y antes que nada, la amistad. La película es una oda a esas amistades adolescentes que son eternas mientras duran.

La dirección no es especialmente sugerente, y el único mérito que tiene es saber entrelazar cuatro historias bastante dispares en localización y desarrollo de manera que se equilibren entre sí y no haya una que predomine claramente, tanto en tiempo como en interés/calidad. Por lo demás, es un poco naiv en la concepción de las situaciones, muy en la línea de las películas de temática similar que tanto abundaban en los ochenta. No obstante este alejamiento de la realidad tampoco es que le afecte negativamente al resultado. Y además, para que negarlo, las imágenes de Grecia que podemos ver sin duda hacen que uno sienta ganas de comprar un billete mañana mismo.

A nivel actoral, las cuatro protagonistas, a pesar de apenas pasar de la veintena la mayor de ellas, tienen bastante rodaje en lo que a cine y/o televisión se refiere, por lo que no hay escena que no sepan despchar con soltura; quizá mención especial para America Ferrera, que ha teniendo en cuenta que su imagen dista mucho de ser la protípica portada de la “Superpop”, ha conseguido compensar este hecho con sus dotes interpretativas, lo que hace que no le falte trabajo.

En fin, una agradable película que, sin ser grande, nunca llega a decepcionar. Recomendada para superamigas, osea. Puntuacion