Ficha

País

USA, Francia, Canadá

Año

2005

Título original

Land of the dead

Duración

93min

Dirección

George A. Romero

Guión

George A. Romero

Reparto

Simon Baker, John Leguizamo, Dennis Hopper, Asia Argento, Robert Joy, Eugene Clark.

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La tierra de los muertos vivientes
Autor: sensillo
Fecha: 07/09/2005.
Póster La tierra de los muertos vivientes

La tierra de los muertos vivientes

Digerido por sensillo

Hay quien se preguntará qué fue de George A. Romero, del que poco se sabe desde los años 80. “La tierra de los muertos vivientes” responde a esa pregunta con elocuencia: sigue allí y muy de vez en cuando nos envía nuevas películas desde el pasado.

Vuelve a la carga con el universo de lastimosos zombies antropófagos que tanta fama le dio, en esta película de serie B con un estilo que ya creeríamos perdido de no ser por gente como Carpenter. Algo tienen de hipnótico estas historias en que, sin saber muy bien cómo ni por qué, la normalidad sobre la que construimos nuestra existencia se viene abajo. Hay algo de horror en la situación, al margen del causado por los muertos vivientes, pero al mismo tiempo no deja de causar un extraño regocijo la inevitable escena en que los protagonistas se aprovisionan en el supermercado transformados en unos atípicos robinsones.

“La noche de los muertos vivientes”, que abría la serie, explotaba principalmente el horror. Su secuela, que a mí personalmente me gustó más, pese a que pueda ser lapidado por expresar públicamente esta opinión, exprimía más la historia de supervivencia. “La tierra de los muertos vivientes” se queda lejos tanto de un término como del otro. Por un lado, los zombies a estas alturas ya dan más risa que miedo, salvo por la aprensión que pueda causar en los estómagos más delicados durante sus escenas más gástricas. Por otra parte, el tema de la supervivencia queda verdaderamente descafeinado en un escenario en que la civilización se está rehaciendo e incorporando los paseos de la difunta abuela dentro de la normalidad.

Al final nos queda una historia de tiros en la que los malos no son los zombies, sino personas ruines y codiciosas. Si en un descuido se hubiera sentado Ken Loach en la silla del director, poco esfuerzo hubiera tenido que hacer para identificar a los no muertos con las inocentes hordas de “sin papeles” que se agolpan frente a las puertas del mundo rico. Quizás de casualidad, George A. Romero invento un mundo con un gran potencial metafórico que ya intentara explotar el en ocasiones tan pedante Danny Boyle con su “28 días”. En este caso, y con una intención muy poco clara, o simplemente por probar algo nuevo para estirar la serie, algunos zombies presentan algún rasgo humanizante hasta el punto de que un par de ellos funcionan como personajes individuales. A mí no me ha hecho mucha gracia tal invento.

“La noche de los muertos vivientes” es una película fallida en casi todos sus aspectos, con un acabado de apariencia poco profesional propia de un ejercicio adolescente y que sorprende ver en un director tan veterano como Romero. Con todo, su ingenuidad le otorga cierta simpatía y en ocasiones las aventuras de sus protagonistas de cartón piedra resultan casi entretenidas.

La estructura del guión es tan abrupta como en el resto de las películas de la serie. Empieza sin ninguna explicación y, como en algún momento la película tiene que acabar, el guionista dice “chim pón” y nos vamos todos a la cama. Y eso mismo voy a hacer yo.

Recomendada a quienes les gusta el cine muy poco hecho y sin perejil. Puntuacion