Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Stealth

Duración

121min

Dirección

Rob Cohen

Guión

W.D. Richter

Reparto

Josh Lucas, Jessica Biel, Jamie Foxx, Sam Shepard, Richard Roxburgh

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de La amenaza invisible
Autor: sensillo
Fecha: 16/09/2005.
Póster La amenaza invisible

La amenaza invisible

Digerido por sensillo

De invisible nada. Si quieren perder el tiempo con esta película, que no sea porque les pille desprevenidos. Pero si aún quieren verla después de haber visto la publicidad, no seré yo quien me oponga.

Una de aguerridos pilotos de caza, como esos que salen en los anuncios de las fuerzas armadas, pero con menos talento publicitario. La firma Rob Cohen, quien ya nos asustó con “xXx”. Espectáculo de efectos especiales y cámara inquieta a costa de un avión automático y bastante respondón al que se le cruzan los cables tras ser impactado por un rayo y pretende armar la de Puerto Hurraco. En el mundo del cine, ya se sabe, éste es el efecto habitual de las descargas eléctricas sobre los dispositivos electrónicos inteligentes (y letales), del mismo modo que dosis de radiación letal sacan al exterior los calzoncillos acompañados de otros efectos secundarios de lo más variopinto.

Absolutamente nada imaginativo en esta aventura aérea en la que se puede ir siempre un paso por delante desde el momento en que se cae en la cuenta de que el siguiente giro va a ser, ¡oh, Dios mío!, aún mas tonto que el anterior. Por otra parte, una vez comprendida esta lógica, que obliga a involucionar el cerebro hasta estadios pre-adolescentes, quizás se pueda incluso disfrutar de la película.

Tres son los héroes: el machote, la damisela en apuros y el afroamericano que representa a las minorías étnicas. Vergüenza da ver a Jamie Foxx desempeñando el mismo papel que las ministras del cupo. Se echa en falta el colectivo homosexual, que pienso yo que podría estar presente en la personalidad del avión inteligente, y hacer así un homenaje al coche fantástico, que tanta pluma tenía, y a quien este filme le debe mucho. Y tanta tontería para que todos se sientan identificados cuando todas las mujeres que aparecen ofrecen una imagen totalmente denigrante.

A vueltas una vez más con la tecnología vista como una amenaza para el hombre. El cacharro maligno llega a tales niveles de iniquidad, que se baja de internet la discografía completa de Ramoncín. Así como lo oyen. Este mensaje antitecnológico se ve magistralmente reforzado en la película, llegando el espectador con dos dedos de frente a maldecir el desarrollo del cine sonoro, que le hace sufrir unos diálogos tan malos.

Recomendada como alternativa a esnifar queroseno.

Puntuacion