Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Into the blue

Duración

110min

Dirección

John Stockwell

Guión

Matt Johnson

Reparto

Paul Walker, Jessica Alba, Scott Caan, Ashley Scott, Josh Brolin, James Frain

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Inmersión letal
Autor: malabesta
Fecha: 02/11/2005.
Póster Inmersión letal

Inmersión letal

Digerido por malabesta

"inmersión letal" es la traducción al español de “Into the blue”, película a medias entre la acción y el thriller y cuyo mayor mérito es haber encontrado un título conteniendo “letal”, que no estuviese ocupado y sin pasar palabra. Han sido miles las producciones sobre letalidades (armas, memorias, secuestros, atracciones, máquinas y Dios sabe cuántas cosas más) que han pasado por las salas de cine, y ésta, una más, hace honor a su título y es mala. Muy mala. Letal.

La historia narra las aventuras de Jared (Paul Walker), honrado y pobre buscatesoros en las Bahamas, su novia Sam (Jessica Alba) que se dedica a la biología marina, su mejor amigo (de él) Bryce (Scott Caan), corrupto por el poder, la gloria y la mala vida (es abogado y tiene deudas de juego) pero buena persona en el fondo y Amanda (Ashley Scott), su novia recién adquirida y un tanto disoluta. Los cuatro se dedican al snorkeling tranquilamente cuando, oh sorpresa, encuentran por casualidad un pecio que promete oro y tesoro, y que para más inri está justo al lado de los restos de una avioneta accidentada con un cargamento de droga en su interior. Por supuesto Jared, que es muy honrado, y su novia prefieren declararlo todo a la policía, pero sus inmorales amigos los convencen para que primero desentierren el tesoro y de paso algunos saquitos de droga, que queda de camino. Más o menos uno ya se imagina por dónde van los tiros, pues el guión es un bastante simple corta/pega de infinidad de películas similares.

A pesar de esto, podría ser correcto, pero resulta que lo mejor que se puede decir del guión es que estaba escrito con buena letra. Toda esta ambientación con mares azules, arrecifes de coral, barcos piratas y demás es simplemente una excusa para que Paul Walker se pase todo el metraje sin camiseta y Jessica Alba sin pantalones, y claro, la novedad y emoción de estas dos cosas más o menos se acaba en cuanto uno ve el póster promocional. Además, los infinitos planos (infinitos porque son tremendamente largos y a cámara lenta, no porque sean muchos) de ella nadando con su escueto bañador plantean además un severo interrogante a la oceanografía moderna, pues todos vivíamos convencidos de que las aguas del Caribe eran tirando a calientes, pero a la vista del torso de Alba, parece que la pobre pasaba bastante frío.

En fin, el padre de la criatura es John Stockwell, en cuya breve carrera podemos encontrar joyas como “En el filo de las olas”, que demuestra que en el mar se mueve como pez en el agua. Eso sí, en cuanto sale y se pone detrás de una cámara, la verdad es que más parece un pulpo en un garaje. No sólo porque la película está llena de largos planos de los bonitos paisajes y hoteles de las Bahamas, sin duda para agradecer los servicios prestados, o porque parece más interesado en sacar el trasero de Jessica Alba o los abdominales inferiores de Paul Walker, dominados por amplios planos y el uso repetitivo de la cámara lenta al más puro estilo de una retransmisión deportiva, sino que además mantiene este esquema para las escenas de acción de su película, lo cual mata todo el interés, intriga o tensión que puedan tener.

Los actores cumplen con su papel, que es el de portada de MAN o Men’s Health respectivamente. El único mérito de sus actuaciones reside simplemente en rodar sus escenas en el agua, sin manguitos ni nada. Aunque la verdad, si se dedicasen a rescatar tesoros con el flotador con cabeza de pato, al menos sería más divertido.

En fin, una fallida película que sólo gustará a seguidores acérrimos de la pareja protagonista. Recomendada entonces para espectadores que puedan aguantar la respiración durante una hora y cuarenta minutos. Puntuacion