Ficha

País

Francia

Año

2005

Título original

L'Empire des Loups

Duración

128min

Dirección

Chris Nahon

Guión

Christian Clavier, Jean-Christophe Grangé

Reparto

Jean Reno, Arly Jover, Jocelyn Quivrin, Laura Morante, Philippe Bas

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El imperio de los lobos
Autor: malabesta
Fecha: 22/11/2005.
Póster El imperio de los lobos

El imperio de los lobos

Digerido por malabesta

Absurdo e innecesario thriller francés, muestra de lo que puede llegar a producir la excepción cultural; sin duda el único objetivo de la película era el gastarse unos dineros que había por ahí y que corrían el peligro de no ser renovados para el año que viene, puesto que de otra manera no se entiende tal despliegue de efectos especiales, exteriores y actores en tamaña nadería. Es tan mala que es incluso peor de lo habitual.

La acción transcurre en torno a tres personajes: Anna Heymes (Arly Jover), una pudiente mujer casada que trabaja en una repostería (la película es así de absurda. A ella la lleva su chofer al trabajo en su limusina para que luego ella se ponga a vender pastas) que comienza a padecer graves problemas psicológicos, incluyendo visiones y pérdida de memoria, lo que provoca que empiece a dudar de la realidad que la rodea y de su pasado. Por otro lado, la policía parisina encuentra el cadáver de una mujer, horriblemente torturado y quemado, tercero de una serie de cuerpos en similares condiciones y que parecen relacionarse de alguna manera con la mafia turca, lo que lleva al inspector Paul Nerteaux (Jocelyn Quivrin) a recurrir a Schiffer (Jean Reno) un curtido ex-policía de dudosos métodos pero muy metido en el mundo de la inmigración turca en Francia. El cómo y por qué estas dos historias terminan por converger no lo voy a contar aquí, puesto que por un lado sería destripar la película a aquellos que quieran verla y por otro el absurdo del guión es tal que al exponer la historia públicamente los lectores de esta crítica irían corriendo a esconderse en sus búnker atómicos. Pero no sólo es que las tramas sean confusas de puro retorcido y absurdamente increíbles, sino que además presentan una falta de originalidad bastante preocupante. Parece que la crisis de guiones llega también a Francia, donde en lugar de hacer remakes hacen refritos.

Esta fritura se extiende al plano visual; parece que este tipo de película se han quedado ancladas en “Seven”; el metraje está trufado de una explicitud casquera innecesaria y muchas veces gratuita. El abuso de los tonos oscuros resulta un poco cargante, y la lluvia está tan presente a lo largo de toda la película que si hubiese sido rodada a este lado de los Pirineos ni con el transvase del Ebro hubiésemos dado abasto. Por supuesto, en cuanto la acción entra por la puerta, el trípode sale por la ventana, y nos regalan una sucesión de planos rocambolescos, subjetivos, temblorosos, etc. supongo que con el objetivo de darnos a entender lo confusas que son éste tipo de situaciones en la vida real. Si realmente querían dar aspecto de confusión, podrían haber dejado que rodase dichas escenas el guionista, porque viendo la historia que ha parido, no las entendería ni Dios, ni Kant.

Los actores están a la altura de sus personajes, lo cual no es decir mucho. La única que tiene oportunidad de hacer algo que no sea correr y dar puñetazos en una mesa es Arly Jover, y aunque tampoco es gran cosa, por lo menos consigue un personaje sólido en la primera mitad de la película. Luego cuando tiran el guión por la ventana cae presa del ambiente general de la película. Jean Reno saca a relucir su estatus de estrella, demostrando que es la respuesta gala a Robert DeNiro; es el mejor actor del momento pero termina siempre haciendo lo mismo. Suponemos que sus mejores artes interpretativas las usó para contener la carcajada cuando cobró el cheque por los servicios prestados.

En fin, sinceramente, cuando el camión que transportaba los rollos de película cruzaba los Pirineos, deberían haberlo volcado. Recomendada para los amantes de las croquetas de restaurante barato. Puntuacion