Ficha

País

UK, Irlanda

Año

2004

Título original

Freeze frame

Duración

99min

Dirección

John Simpson

Guión

John Simpson

Reparto

Lee Evans, Sean McGinley, Ian McNeice, Colin Salmon, Rachael Stirling, Rachel O'Riordan

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Freeze frame
Autor: bronte
Fecha: 2005-11-28.
Póster Freeze frame

Freeze frame

Digerido por bronte

“Freeze frame” aborda la historia de un hombre que acusado injustamente de un triple y brutal asesinato, y sentenciado no culpable por los pelos, pasa diez años de su vida grabándose ininterrumpidamente en vídeo para tener una coartada fiel en caso de volver a ser injustamente acusado de otro crimen cualquiera. Para ello, satura su casa de cámaras de vídeo, y cuando sale de la misma, lleva su propia "steady cam", directamente enfocada a su cara vaya allí donde vaya. Así planteado, parece que "Freeze frame" puede ofrecer un interesante relato en el que continente y contenido estén interrelacionados aportando una nueva visión sobre la invasión e influencia audiovisual en nuestras vidas. Nada más lejos de la realidad.

Todo el tema de la grabación queda minimizado hasta el punto en que hubiera resultado igual si el protagonista en vez de utilizar tanta videocámara, hubiera contratado a un notario para que le siguiera 24 horas al día. Esa es la única función del tema del vídeo. No hay discurso sobre la presencia audiovisual ni hay reflexión filosófica sobre el milagro en que sigue consistiendo el impregnar acciones en una cinta magnética, prestas a ser vistas y oídas una y otra vez. De esta manera, toda la posible expectación que pueda causar el hecho de que un hombre se grabe a sí mismo continuamente, pierde fuelle a los 20 minutos de película, cuando el espectador ya está cansado de que el director se pasee tanto por tantos puntos de vista diferentes como cámaras hay alrededor del protagonista, y más que cansado con la cámara "de paseo" a la que ya hemos hecho referencia. Añádanle a eso la cansina fotografía, más monótona que coherente.

La historia en sí también deja bastante que desear. En ningún momento quedan claras las motivaciones de los personajes. Tanto es así que en vez de parecer que estamos ante un paranoico, semeja que nos encontramos ante varios oligofrénicos. Lo que va pasando en el filme pasa porque sí, sin que haya una auténtica "carpintería" dramática o estructural, y el final resultará pitorreo para todos aquellos duchos en esto de ver películas. Y es que el bajo presupuesto de "Freeze frame" se nota en cada uno de sus fotogramas. No sólo en la pobreza del guión, sino en la poca habilidad del guionista para superar la pobreza en general. Es por ello que será fácil que el respetable público acuse con severidad las pocas localizaciones que tiene la película, y se de cuenta de que los personajes hablan muchísimo en cada una de ellas, porque no había pecunio para cambiar de decorado.

En cuanto a las interpretaciones, se puede añadir que tiene cierto regusto teatral en la peor acepción del término. Uno no sabe si está contemplando un ensayo del Centro Dramático Nacional o la grabación de un Estudio 1 para TVE. El caso es que las actuaciones en esta película son afectadas y excesivas. Esto se podría achacar a un supuesto poco rodaje de actores como Lee Evans o Rachael Stirling, pero lo cierto es que por ahí también pulula un secundario clásico como es Ian McNeice, y este también está bastante mal. Así que responsabilidad directa del director a la par que guionista John Simpson.

Lo mejor de esta película es el resumen de dos líneas. Todo el desarrollo posterior es decepcionante y aburrido. Recomendada para narcisistas en acción.

Puntuacion