Ficha

País

USA, Nueva Zelanda

Año

2005

Título original

King Kong

Duración

187min

Dirección

Peter Jackson

Guión

Fran Walsh, Philippa Boyens

Reparto

Naomi Watts, Jack Black, Adrien Brody, Andy Serkis, Jamie Bell

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de King Kong
Autor: sensillo
Fecha: 2005-12-04.
Póster King Kong

King Kong

Digerido por sensillo

Vuelve el mono de Bilbao. Y con él, la historia de zoofilia más famosa del cine. Muy contento se habrá quedado Peter Jackson, quien tenía mucho interés en hacer este remake que, realmente, no aporta nada nuevo.

¿Cómo se puede entender que esta revisión duplique la duración del original sin contar absolutamente nada nuevo? Peter Jackson no ha alargado la historia del gorila gigante, sino que se ha limitado a estirarla como los chicles que anuncian en la tele. Así que, muy a pesar de su entusiasmo e ilusión, la empresa me parece bastante innecesaria dentro de una cartelera superpoblada. Con esto no quiero aconsejar que se guarden el dinero de la entrada e inviertan ese tiempo en otra cosa de más provecho como por ejemplo sacarse una ingeniería o dos. Pero tampoco quiero decir lo contrario

Jackson deja buena constancia de sus virtudes y sus defectos tras la cámara, que para ello no anda falto de tiempo. Lo mejor de sí mismo lo emplea en recrear con fidelidad el espíritu mágico y aventurero de la vieja película en blanco y negro. Evoca recuerdos de otros tiempos. Las películas de Tarzán, por ejemplo, donde la función de los salvajes era comerse a los misioneros. Desde hace mucho tiempo ya solo vemos a los misioneros matando nativos. Sin embargo, le pierde en demasiadas ocasiones una tendencia a la redundancia que termina por empachar.

En atención a los lectores que se hayan incorporado recientemente a la civilización occidental esbozaré un breve resumen. “King Kong” cuenta la historia de un ambicioso realizador de cine que parte a una isla perdida, último reducto del misterio en un mundo que empieza a ser ya demasiado conocido, con el fin de rodar una película en tan exótico paraje. La isla resulta albergar una extraña fauna salvaje que parece salida de la imaginación de un publicista de cola cao con mala leche. En la cúspide de una pirámide alimentaria voraz se encuentra orgulloso Kong, un gorila gigante, y al cineasta se le ocurre hacer fortuna llevándolo a Nueva York. Como se podrán imaginar, no hay nadie con autoridad ni sensatez que se lo impida y ocurre lo que tiene que ocurrir.

La descripción y relaciones entre los personajes están ahora más detallados en esta nueva versión. Especialmente en lo que respecta al típico triángulo amoroso chica-chico-gorila gigante, que era una cuestión en la que la versión del 33, más ágil, pasaba de puntillas.

Otro punto en el que intenta ponerse al día es, obviamente, en la cuestión de los efectos especiales. Impresionantes los de aquella, también lo son los de ésta. Sin embargo, también aquí nos encontramos con una de cal y otra de arena. Mientras King Kong consigue llenar toda la pantalla, en todos los sentidos, hay sin embargo alguna escena en que el apartado de efectos especiales decepciona dentro de lo que se espera en una ambiciosa producción de este tipo. Me refiero, concretamente, a la escena del San Fermín del Cretáceo.

En resumen, podemos asegurar que en “King Kong” encontraremos buenos momentos, perdidos entre otros no tan buenos. Se hubiera agradecido tanta energía empleada en un fin más novedoso. Pero quienes no tengan ganas de rebuscar en la videoteca pueden aprovechar para dejarse arrastrar por el entusiasmo cinéfilo de Peter Jackson.

Recomendada para las que buscan a un hombre de los que dejan huella. Puntuacion