Ficha

País

USA

Año

1994

Título original

The Crow

Duración

102min

Dirección

Alex Proyas

Guión

James O'Barr, David J. Schow

Reparto

Brandon Lee, Rochelle Davis, Ernie Hudson, Michael Wincott, Ling Bai

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El cuervo
Autor: malabesta
Fecha: 31/12/2005.
Póster El cuervo

El cuervo

Digerido por malabesta

Sobrevalorada película de Alex Proyas, que aún hoy arrastra legiones de seguidores a pesar de no pasar de ser una película del montón; idéntico fenómeno al que años después se repetiría con "Dark city". En este caso, la producción que iba a ser editada directamente en vídeo conoció la gloria de la pantalla grande gracias a la misteriosa muerte de su protagonista, Brandon Lee, en acto de servicio.

"El cuervo", basada en la serie de comics homónima, narra la post-vida de Eric Draven (Brandon Lee), guitarrista que vuelve de la muerte para vengar su brutal asesinato y el de su prometida, en la noche anterior a Halloween, por una banda de delincuentes que obedecen a Top Dollar(Michael Wincott) y su hermanastra Myca (Ling Bai), y que supuestamente tiene una especie de motivo que nunca queda demasiado claro. La historia es bastante débil, propia de la típica película de acción, aunque el protagonista sea ligeramente diferente. No obstante, tampoco llega a explotar esto demasiado, puesto que la película se divide en dos partes: una en la que sabemos que el protagonista es invulnerable y el mayor interés consiste en ver de qué manera rocambolesca ejecuta su venganza y una parte final en la que Top Dollar y su hermanastra descubren el punto débil del protagonista y lo explotan, pero que está añadida de una manera un tanto artificial y que gira en torno a los peores personajes, tanto a nivel actoral, como visual, como narrativo.



La dirección de Proyas es muy torpona, se pierde en esa fotografía que abusa sin tasa de los tonos oscuros y rojizos, y parece dar mucho más peso al aspecto visual de su película que a todo lo demás. No obstante, al final uno de los motivos por los que ésta será recordada es por ser una de las primeras que usó el ordenador para doblar a su protagonista, en aquellas escenas que Brandon no pudo rodar. Tampoco termina de encontrarse cómodo en las escenas de acción, y no termina de sacarle partido a un protagonista como Brandon Lee.

Los actores son bastante mediocres, y a excepción de Lee, que se defiende corporalmente aunque no termine de dominar su rostro, todos se pierden en la sobreactuación y la artificiosidad, ayudados por unos personajes bastante mal construídos. Premio especial para Top Dollar, cuyas motivaciones como malvado siguen siendo un misterio para la ciencia moderna y que parece un mal extra de "Los inmortales" y para el Sargento Albretch (Ernie Hudson), el policía amigo del protagonista, y que con ese aire de personaje de "buddy movie" y esos chistecillos de duro de baratillo rompe totalmente el ambiente de la película.

Sin duda, el mayor mérito de la película (crónica negra aparte), consiste en haber dado presencia en las pantallas a ese movimiento gótico que latía por aquel entonces, abanderado por música como la de The Cure (omnipresente en la banda sonora), y que respondió notablemnte bien a la llamada, que al final sólo consistía en un abuso del color negro, y en una mezcla del ambiente gótico (catedrales, gárgolas) y pre-romántico y romántico (personajes que vuelven de la tumba por amor, citas baratas de Milton y Poe) con el suburbio urbano.

En fin, una película mediocre, sólo recomendada a mitómanos desorientados. Puntuacion