Ficha

País

USA

Año

2002

Título original

The Gamers

Duración

48min

Dirección

Matt Vancil

Guión

Matt Vancil

Reparto

Matt Cameron, Chris Duppenthaler, Justin MacGregor, Emily Olson, Phil M. Price, Nathan Rice

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de The Gamers
Autor: sensillo
Fecha: 01/01/2006.
Póster The Gamers

The Gamers

Digerido por sensillo

Divertida gamberrada de presupuesto paupérrimo, encaminada a buscar las risas de los aficionados irredentos de los juegos de rol. Poco éxito se le puede augurar fuera de ese ambiente de dados poliédricos y patatas fritas, pero quienes conozcan bien el mundillo sabrán apreciar el humor de esta caricatura. Sin duda menos trabajada que las películas de Kevin Smith, menos ambiciosa y mucho menos pesada para todos aquellos a quienes Silent Bob nos cae un poco gordo.

Un grupo de frikis se reúnen en una residencia universitaria para inventar épicas y absurdas historietas de espada y brujería. La película se mueve a saltos entre los jugadores de rol y la historia de sus alter egos de ficción, interrumpida con frecuencia por los gritos de su enfadada vecina a quien arruinan su jornada de estudio con sus gritos.

Las interpretaciones son en su mayoría muy malas, el montaje en ocasiones chapucero y el aspecto en general muy pobre y poco profesional. Al final, sorprende ver a tanta gente implicada en los títulos de crédito. Sin embargo, por asombroso que pueda parecer, nada de esto arruina la película, que funciona a fuerza de complicidad y colegueo. Es casi, casi Dogma, pero en la cercanía, sin exponerla en un pedestal.

Subrayo una vez más que el perfil del público objetivo es muy concreto. Para un público más general, la película será algo muy parecido a un documental sobre ciertas costumbres de una exótica tribu, que por cierto va creciendo de manera silenciosa.

El humor consiste principalmente en diseccionar la ficción y exponerla a la luz de la lógica real. Un sendero ya muy transitado en el análisis de la ficción cinematográfica, pero que en este caso se encarga de jugar con el particular lenguaje y reglas propias de los juegos de rol. El resultado es muy gracioso para quienes puedan entender todos estos chistes internos, y hay que reconocerle la virtud de haber sabido concluir antes de que el asunto pudiera haberse puesto pesado. Esta es una virtud que últimamente escasea en el cine. Y en el mundo en general. Cuánto ganaríamos todos si la gente supiese el momento adecuado en que hay que callar.

Y poco más veo conveniente reseñar de este modesto divertimento que no llega ni a una hora de duración, así que mi momento de callar comienza en este punto.

Recomendada para quienes derrotan villanos a base de clichés. Puntuacion