Ficha

País

USA

Año

1982

Título original

Conan the Barbarian

Duración

129min

Dirección

John Milius

Guión

Robert E. Howard, John Milius

Reparto

Arnold Schwarzenegger , James Earl Jones, Sandahl Bergman, Gerry Lopez

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Conan el Bárbaro
Autor: malabesta
Fecha: 04/01/2006.
Póster Conan el Bárbaro

Conan el Bárbaro

Digerido por malabesta

"Conan el Bárbaro" supuso el primer gran papel de Arnold, después de "Hércules en Nueva York" y de "Cactus Jack" más anecdóticas que otra cosa. Aprovechando el tirón de las novelas de Robert E. Howard, John Millius hace una película a medida de Schwarzenegger, que por aquel entonces no actuaba demasiado, de hecho a penas hablaba inglés.

Narra la película la historia de Conan, bárbaro cinmerio que ve como su familia es asesinada por las hordas de Thulsa Doom (James Earl Jones), y que tras servir como esclavo y luchador, busca venganza. En el camino encontrará a Subotai el ladrón (Gerry Lopez) y a Valeria (Sandahl Bergman), una rubia luchadora con la que mantendrá una tórrida relación, digna de una película de Dino de Laurentiis. Aunque la película pase inevitablemente por ser de acción, el guión no flojea entre las escenas de lucha, cosa que le permite envejecer de manera mucho más digna que otros productos de la época, como puede ser "Los inmortales", al ser comparada con el espectacular y generalmente mucho más realista estilo de lucha que reina hoy en día en el cine de acción. Al ver Conan, uno no puede evitar acordarse de los combates de la WWF, pues muchas veces es capaz de ver como el puño/espada de Arnold pasa a metros del cuerpo de su rival, que igualmente se ve afectado por el golpe.



De fondo tras la historia de la venganza, late la educación de Conan, un héroe un tanto nihilista, simbolizada a través de su búsqueda del secreto del acero, sabiduría ancestral propía de su tribu y a la que el no tiene acceso debido al asesinato de la misma. Conan supone una revisión bastante cruda de las películas de espadas tan llenas de caballeros andantes, damiselas en apuros y demás que por aquel entonces reinaban en la pantalla. Quizá el mayor mérito de la historia de John Millius es sin duda su capacidad de adaptarla a Arnold Schwarzenegger, tanto a nivel narrativo, introduciendo voces en off capaces de suplir la carencia de diálogos (por aquel entonces el inglés de Arnold no era muy bueno) como a nivel visual (Millius también es el director) compensando las carencias interpretativas del protagonista.

Si bien Arnold tenía la movilidad facial de un gato de escayola, encaja a la perfección en el papel de bárbaro criado a golpe de látigo y espada, y mantiene un aspecto de gigante confuso, un poco parecido al Frankenstein clásico, que no termina de entender demasiado bien el mundo, pero con unos brazos como patas de elefante. Cuenta la leyenda que el físicode Arnold era por aquel entonces tan impresionante que tuvo que rebajar el volumen de su pecho y brazos para la película, pues tanto músculo no le permitía manejar una espada con propiedad. A su lado está Sandahl Bergman en el mejor papel de su carrera, que tampoco es decir mucho. Eso sí, es agradable ver un personaje femenino en una producción de este estilo que pasa de ser la mera comparsa romántica del varón protagonista, y que tiene fuerza y entidad propia. Al igual que ella, Jorge Sanz (que interpreta al joven Conan, la última vez que se le ha visto en un papel de su edad) también da lo máximo de sí en esta producción; a partir de entonces ambas carreras fueron en declive.

Pero sin duda la parte de "Conan el bárbaro" que más fama y reconocimiento ha alcanzado es su impecable banda sonora creada por Basil Poledouris, utilizada posteriormente en infinitos programas, anuncios y vídeos promocionales, además de fusilada en otras películas más recientes, como puede ser "Gladiator".

Buena película, recomendada para todos aquellos con problemas para trinchar el pavo. Puntuacion