Ficha

País

USA, Alemania

Año

2004

Título original

Crash

Duración

122min

Dirección

Paul Haggis

Guión

Paul Haggis

Reparto

Don Cheadle, Matt Dillon, Jeniffer Esposito, Thandie Newton, Sandra Bullock, Brendan Fraser

Enlaces

Aquí mismo

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Crash
Autor: malabesta
Fecha: 2006-01-12.
Póster Crash

Crash

Digerido por malabesta

"Crash" es la primera película de Paul Haggis, que también firma el guión de “Million dollar baby” (por el que estuvo nominado al Oscar), así como la próxima película de Eastwood, “Flags of our fathers”, la historia de los hombres que izaron la bandera americana en Iwo Jima, fotografía de fama internacional, y coproducida por Spielberg, con el que además está embarcado en otro proyecto aún por titular para el que también guiniza. Si todo este currículum es impresionante, aún lo es más saber cuál es la obra de Paul Haggis con más calado y difusión: “Walker Texas ranger”.

“Crash” es una película coral, en la que más o menos se entrelazan unas ocho historias distintas, por lo que resumir la trama de la película es bastante complejo. Baste decir que, ambientada en Los Ángeles (ciudad con una gran mezcla racial), orbita en torno al racismo y a la interacción entre las distintas razas y los estereotipos que sobre ellas circulan. Evidentemente, manejar tal cantidad de personajes en dos horas escasas de película conlleva que todos ellos estén descritos de manera bastante somera, y por lo general correspondan a alguno de los mentados estereotipos. Supongo que una de las ideas detrás de “Crash” es la de demostrarnos la falsedad de dichas preconcepciones, cosa que hace torpemente. Se limita a poner a los personajes bajo presión, hasta llegar a una situación crítica de la que saldrán de manera airosa los personajes que en principio eran negativos: humanizando al aparentemente racista, cambiando al ladrón por el buen ladrón y de manera deshonrosa aquellos más positivos: el policía que se corrompe, la víctima de la violencia convertido en maltratador. El mensaje es en sí un poco manido, aunque es de agradecer que tampoco se presente la cosa con una moralina fácil y barata, y se agradece la cierta distancia que adopta la película. Como guionista Haggis consigue llevar a buen puerto la casi suicida labor de una película coral, puesto que es muy complicado que el vulgo espectador no caigamos en el tedio y en la guerra de palomitas cuando hay tanta sobresaturación de personajes e historias.

Como director, Haggis es un poco más torpe, y se nota que aún no le ha quitado los ruedines a la cámara; sus planos siempre indican a dónde hay que mirar y dónde van a pasar las cosas interesantes de una manera quizá demasiado evidente. Además, la transición entre escenas y líneas argumentales no termina de estar del todo equilibrada y a veces es demasiado brusca mientras otras uno no termina de enterarse del cambio hasta que ve la cara de algún personaje.

El reparto destaca porque, como en todas las películas corales, está compuesto exclusivamente por secundarios, fauna que por lo normal se divide en dos grandes grupos: las estrellas del pasado que intentan volver y los que están llegando arriba y quieren crear/consolidar una imagen de gran actor, actor alternativo o ambas. Al primer grupo habría que inscribir a Sandra Bullock, Brendan Fraser y el resucitado Tony Danza, todos con papeles muy menores. Al segundo habría que mandar a Don Cheadle, Ryan Phillippe o Jennifer Esposito, sobre los que recae bastante más peso de la película, a excepción de Jennifer, personaje florero. Un poco entre ambos estaría Matt Dillon, con la mejor actuación, pues ni ha dejado de ser estrella ni de tener una imagen alternativa, aunque eso sí, parece que le está cogiendo el gusto a eso de hacer de policía.

En fin, una película que contra todo pronóstico, se deja ver. Recomendada para amantes de los precios de grupo y los descuentos tres por dos Puntuacion