Ficha

País

UK

Año

2005

Título original

Keeping mum

Duración

103min

Dirección

Niall Johnson

Guión

Niall Johnson, Richard Russo

Reparto

Rowan Atkinson, Kristin Scott Thomas, Maggie Smith, Patrick Swayze, Tamsin Egerton

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Secretos de familia
Autor: malabesta
Fecha: 27/01/2006.
Póster Secretos de familia

Secretos de familia

Digerido por malabesta

Curiosa revisión de”MAry Poppins”, en la que el ama de llaves, en lugar de arreglarlo todo a base de canciones y buenas palabras, lo arregla todo con objetos contundentes de hierro forjado, como corresponde a nuestro tiempo.

“Secretos de familia” cuenta las aventuras del reverendo Walter (Rowan Atkinson), su desencantada mujer Gloria (Kristin Scott Thomas), su promiscua hija Holly (Tamsin Egerton) y su apocado hijo menor Petey (Toby Pareks), que viven en un pequeño pueblo de la campiña inglesa en el que Walter ejerce. Él se está convirtiendo en un hombre aburrido y agobiado por la insistencia de los lugareños en asuntos de fe, y a medias por este y por el aburrimiento propio de la vida campestre, Gloria tiene un affair con su instructor de golf Lance (Patrick Swayze), los niños están tirando a desequilibrados y el perro del vecino no deja dormir a nadie. Pero esto cambiará con la llegada de la nueva ama de llaves Grace (Maggie Smith), que además de ser una entrañable y hogareña viejecita y una maravillosa cocinera, también es una psicópata peligrosa. La historia, aunque no demasiado original, tiene cierta gracia, y retiene ese humor negro, más que negro, de luto, que les es tan propio a los ingleses. En general el guión es correcto, aunque tenga ciertos problemas con los personajes: los hijos son un poco planos, especialmente los hijos, cuya única función es la de darle trabajo a Grace o ser gags recurrentes de la película. La evolución de los padres no es muy buena, y al final la trama se aclara y concluye de una manera no demasiado satisfactoria.

A la cabeza de los actores está Maggie Smith, encarnando a la perfección a la abuela inglesa que casi todos los sociópatas querrían tener. Rowan Atkinson deja de lado su humor corporal casi toda la película, y simplemente interpreta su papel a base de poner su cara delante de la cámara, pues más o menos está hecho a su medida. Kristin Scott Thomas salva los papeles un poco justita. Patrick Swayze hace su enésimo papel secundario, con una falta de sentido del ridículo de récord, al aparecer en pantalla con la ropa interior más ridícula desde el tanga con cabeza de tigre. Aún sigo preguntándome si tal valentía es loable o lamentable.

La dirección es bastante simple, pero correcta. A veces aburre un poco al espectador a base de la repetición de escenas y escenarios, quizá en un modo demasiado teatral. Se le puede achacar también la obsesión con Tamsim Egerton, y el afán de sacarla en cueros a toda costa, por mucho que ello chirríe en el transcurrir de la historia.

En fin, una película entretenida que, aunque no llegue a la carcajada, alguna sonrisa consigue. Recomendada para abuelas en prácticas.

Puntuacion