Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Bambi II

Duración

75min

Dirección

Brian Pimental

Guión

Brian Pimental, Jeanne Rosenberg

Reparto

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Bambi 2
Autor: sensillo
Fecha: 05/02/2006.
Póster Bambi 2

Bambi 2

Digerido por sensillo

Corren tiempos difíciles para la animación tradicional, que parece intimidarse ante el poderío de los polígonos informáticos. Disney retoma el estilo de dibujos que caracterizó al estudio durante tanto tiempo, olvidándose por esta vez del trazo de películas como “Hércules” y “El emperador y sus locuras” que, todo hay que decirlo, era bastante feo.

Ante este panorama tan complicado, se nota que los productores no han querido arriesgarse y han sacado un producto destinado directamente al mercado del DVD, aunque por el cuidado que han tenido con los dibujos en Europa tengamos ahora ocasión de verlo en la gran pantalla. ¡Ay, el video! ¡Ese invento del demonio que algunos aseguraban que iba a arruinar a la industria del cine...!

“Bambi 2” no es ni una secuela ni una precuela, sino algo que por analogía podríamos llamar intercuela, que sitúa la acción en algún momento en medio de la historia del “Bambi” original, cuando el cámara no estaba mirando. Es notorio que pierde la fuerza de las historias que contaba por aquel entonces el bueno de Disney. Las cuitas del pobre Dumbo o Bambi a buen seguro que traumatizaron a más de uno. El Bambi que nos ocupa ahora es mucho más liviano. Por otra parte, difícilmente unos dibujos animados van a volver a despertar la fascinación de la meticulosa artesanía de “Blancanieves”, por poner un ejemplo.

Al pequeño cervatillo y a su amigo no les ocurren cosas demasiado extraordinarias en esta entrega, si bien en poco más de una hora el joven Bambi descubre el verdadero significado de la valentía y su padre asume los valores de una paternidad responsable. Aparece un antagonista que es una versión ligeramente macarra de Bambi, y se recurre al alivio cómico con generosa frecuencia. Los chistes con pedos, si bien no resultan soeces, no resultan ser el súmmum de la humorística, pero hay que reconocer que la chiquillería reía a rabiar. Dejemos claro que esta película va destinada a un público de muy corta edad. Que nadie se lleve a engaño y piense que esta es otra de esas tantas películas, llenas de guiños al espectador adulto, que ven los padres con la excusa de los niños.

El trabajo del primerizo Brian Pimental no pretende ser un compendio de originalidad, nuevas ideas y aventura experimental. Es una película fiel al sello de Disney para padres que no quieren sorpresas. Pero si lo que quieren es dejar a los niños aparcados delante del televisor, que sepan que es muy corta, y como se desentiendan demasiado, cuando se den cuenta ya estarán enganchados al incombustible Son Goku.

Las canciones, que no podían faltar, están dobladas al español, y suenan como todas las de la Disney. Inútil dar más explicaciones. El doblaje de los personajes infantiles, por su parte, hace bastante daño al oído.

Recomendada a los que quieren ser cornudos. Puntuacion