Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Transamerica

Duración

103min

Dirección

Duncan Tucker

Guión

Duncan Tucker

Reparto

Felicity Huffman, Kevin Zegers, Fionnula Flanagan, Elizabeth Peña

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Transamérica
Autor: bronte
Fecha: 25/02/2006.
Póster Transamérica

Transamérica

Digerido por bronte

"Transamérica" es una película con una discreta y artesanal dirección y un más que discreto y poco original guión. Teniendo en cuenta la importancia que aquí tiene el "hecho diferencial" de que el/lea protagonista sea un transexual, una se pregunta a qué vino esta decisión, más allá de planear una interpretación de esas de Oscar. Así que objetivo conseguido, porque Felicity Huffman, una de las "Mujeres desesperadas", está nominada en la categoría de mejor actriz para este año. Que ya sabemos qué tipo de interpretaciones gustan en la muy conservadora Academia americana. El tema de las identidades sexuales heterodoxas, encanta, como bien queda probado en las nominaciones de esta edición.

La esplendorosa acogida de esta cinta sólo puede venir propiciada por las ganas que tiene la gente de ver "historias de personas humanas", de esas en las que se descubre el buen corazón de los personajes. Si además el buen corazón está inserto en el cuerpo de un homosexual o un travesti o un transexual mejor que mejor, pues el cliché hoy en día fuerza a que en el noventa y nueve por ciento de las ocasiones sean personajes casi beatíficos, muy al contrario de cómo se les ha presentado en otras épocas del celuloide. No esperen por lo tanto una gran película. Conténtense con un producto de más que fácil visionado, lleno de buenas intenciones, y con interpretaciones notables. Tampoco esperen que la película entre de lleno en el tema de la transexualidad, porque cómo ya les he apuntado antes, la protagonista lo mismo podía haber sido una vendedora de alpargatas, que la trama no hubiera cambiado sustancialmente.

Bree, a punto de culminar su proceso de hombre a mujer, con una remodelación genital completa, descubre que tiene un hijo biológico, dedicado al incómodo oficio del chaperismo. Obligada por su terapeuta a enfrentar esta realidad antes de su operación, por si acaso esto influía en su decisión, la película da paso a una "road movie" en la que el padre/madre, recorre USA desde Nueva York a Los Angeles, en compañía del pequeño "meretor". A partir de aquí, lo que ustedes ya se pueden imaginar. Viaje interior y exterior. Los personajes se van conociendo, aceptando mutuamente, aceptándose personalmente, siendo aceptados por el mundo que les rodea y un largo etc.

La película tiene ciertos dejes de telefilme, y sólo cierto pudor en los momentos más sentimentales la libra de ser emitida en horario de sobremesa. En la parte positiva está la sencillez de la trama, su honestidad en el planteamiento de lo que se va a ver, y sobre todo las interpretaciones. En este apartado brilla Felicity Huffman que compone un personaje que provoca la lástima y la sonrisa al mismo tiempo, y es de justicia apuntar aquí también a Fionnula Flanagan, que aunque intepreta a una heterosexual, bien se merecía una nominación como actriz secundaria por su extraordinaria recreación de una madre con dificultades para aceptar que su hijo Stanley ahora quiere ser llamado Sabrina. En el otro lado del ring, Kevin Zegers, el golfillo de la calle reconvertido en amantísimo hijo, que aún tiene que pisar mucho escenario para que se le quiten todos esos tics de escuela de interpretación. Entre ellos, el cruzarse de brazos en cualquier circunstancia. Con todo, se puede dar un canto en los dientes viendo cómo avanza su carrera después de haber participado en "Komodo", film mítico donde los haya, y ya dolorosamente visionado en esta página.

Todo el mundo puede hacerse una idea cabal de lo que va a ver en esta película, debido a la poca originalidad del producto. Un poco como el título, tan ingenioso como su doble referencia a la transexualidad y a cruzar el país. Dentro de esas expectativas, aclarar que no defraudará. Recomendada para todos aquellos que piensan que los heterosexuales ya están acabados a nivel dramático. Puntuacion