Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Hostel

Duración

95min

Dirección

Eli Roth

Guión

Eli Roth

Reparto

Jay Hernandez, Derek Richardson, Eythor Gudjonsson, Barbara Nedeljakova

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Hostel
Autor: malabesta
Fecha: 22/03/2006.
Póster Hostel

Hostel

Digerido por malabesta

El mayor mérito de "Hostel" no pasa de la anécdota. Se originó cuando Harry Knowles, famoso crítico de internet (de Ain't It Cool), le habló a Eli Roth, director y guionista, de una página asiática en la que se ofrecían cacerías humanas. Y ahora aquí estoy yo, cerrando el ciclo.

Parece que lo que Roth no tiene como cineasta lo suple como mercachiflero. Poniéndole a Quentin Tarantino un crédito de "productor ejecutivo", que bien podría haber sido sustituido por uno de "pasaba por allí" se ha nutrido de su nombre para la promoción. Además, ha sabido generar un poco de polémica alrededor del mensaje de su película. Que si la visión de los americanos de Europa, que si la visión de Europa de los americanos, que si antisemitismo, que si una denuncia de la violencia y la pornografía... en fin, yo les desvelaré el auténtico mensaje de la película: give me the money. "Hostel" es una de esas películas de bajo presupuesto que suplen las carencias de dinero con publicidad. De los cuatro millones de dólares que costó ya se han generado cuarenta, con lo que los productores aún estarán riéndose en el salón de su casa.

La película comienza con dos turistas americanos, Paxton y Josh (Jay Hernandez y Derek Richardson) y uno islandés (Eythor Gudjonsson) que andan de mochileros por Europa, básicamente a la caza y captura de sexo. Oyen hablar de un hotelucho en un pueblo eslovaco en el que, por carencias económicas, las mujeres locales están prestas para el turista extranjero. Por supuesto, allí se lanzan, y tras una noche de bacanal empiezan a desaparecer uno a uno. Como sólo son tres, esto no da para mucho.

Así que Roth alarga la cosa con escenas de sexo, que hacen que la película no empiece hasta la media hora (los personajes extraplanos se podrían haber dibujado en unos treinta segundos) y que parezca un remake americano de una de Pajares y Esteso, y con escenas de casquería que vienen a ocupar el resto del metraje. Si la visión de paraíso sexual, de drogas y alcohol que da la película de Europa es insultante, si la visión que da de los turistas americanos es insultante, si la visión que da de las mujeres es insultante, aún más insultante es la visión de la película en sí. Así que no entraré en polémicas respecto al mensaje y la moral. Hay más chicha en cualquier capítulo de "Los Teletubbies" que en "Hostel", con la diferencia de que Lala y Poh nunca le cortarán los dedos con una cizalla a Tinky Winky, ni Dipsy llenará la cosa de homenajes estúpidos e innecesarios a "Pulp fiction", que a estas alturas ya debe contar con más fotogramas en otras películas que los suyos propios.

A pesar de que Roth intenta cubrir con su montaje y la elección de los planos y la iluminación la ausencia de presupuesto y los maquillajes de plastilina que ello conlleva, el aire de chapuza está presente en todo el metraje, y lo único que se puede decir de sus mañas como director es que tal vez pueda construir buenos momentos de suspense, aunque habrá que ver hasta qué punto es obra suya o del tutorial Tarantino.

La labor de los actores es totalmente mecánica, digna de un guión sin personajes ni drama, sólo con berridos y sangre. Lo único bueno de la película, que en estos tiempos de trilogías y metrajes de tres horas, se mantiene en unos económicos noventa minutos, que alivian el mal trago.

En fin, película de terror vacía de sentido e imaginación, sólo recomendada para fans de la ferretería y el material de construcción. Puntuacion